• Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, se reúne con altos comandantes de la Fuerza Naval iraní, 28 de noviembre de 2018. (Foto: IRNA)
Publicada: miércoles, 28 de noviembre de 2018 10:54
Actualizada: jueves, 29 de noviembre de 2018 3:13

El Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, ha declarado que el país persa no busca librar guerra contra ninguna nación del mundo.

“La República Islámica de Irán no tiene ninguna intención de lanzar una guerra contra nadie, pero sí debemos incrementar nuestras capacidades de tal modo que los enemigos teman no sólo atacar a Irán, sino incluso amenazar a la nación iraní”, ha dicho este miércoles el ayatolá Jamenei en una reunión con altos mandos y dirigentes del Ejército iraní con motivo del Día de la Armada de Irán.

Al instar a las Fuerzas Armadas iraníes a reforzar sus capacidades militares para desbaratar los planes de los enemigos de Irán, el líder de la Revolución Islámica ha recordado los esfuerzos que se están desplegando contra el país persa.

Destacando los logros de las fuerzas navales del país a fin de garantizar aun mejor la seguridad de la nación persa, el ayatolá Jamenei ha elogiado el desarrollo y la producción de la fragata Sahand y de los submarinos de clase Fateh y Qadir como muestra de la gran capacidad de los ingenieros iraníes para desarrollar nuevo armamento y equipos militares.

La República Islámica de Irán no tiene ninguna intención de lanzar una guerra contra nadie, pero sí debemos incrementar nuestras capacidades de tal modo que los enemigos teman no sólo atacar a Irán, sino incluso amenazar a la nación iraní”, ha declarado el Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei.

 

“Nuestra Armada tiene plena confianza en su creatividad y capacidad, y la entrada de la fragata Sahand y los submarinos Fateh y Qadir al servicio de la flota prueba que podemos lograr avances cada vez más mayores”, ha afirmado el también comandante en jefe de las Fuerzas Armadas.

En los últimos años, la Fuerza Naval iraní ha incrementado su presencia en las aguas internacionales para proteger las rutas navales y proporcionar seguridad a sus buques mercantes y petroleros.

La Armada persa no sólo garantiza la seguridad en el Golfo Pérsico, el estrecho de Ormuz y el mar de Omán, sino que también ha combatido la piratería en el golfo de Adén y el estrecho de Bab el-Mandeb.

hgn/mla/mnz/mjs

Comentarios