• Un soldado iraní durante un desfile militar.
Publicada: viernes, 24 de agosto de 2018 13:36

EE.UU. no se atreve a declarar una guerra a Irán por la capacidad militar, en especial el poder misilístico, del país persa, afirma un alto clérigo iraní.

El ayatolá Mohamad Ali Movahedi Kermani, Imam del rezo del viernes de Teherán (capital de Irán), ha aseverado que EE.UU. y el régimen de Israel saben que “cualquier estupidez conllevará consecuencias peligrosas” para sí mismos.

El clérigo persa pone de relieve que la capacidad misilística de Teherán es uno de los principales factores disuasorios que impide a Washington involucrarse en una contienda bélica con Irán.

Una posible guerra contra Irán, advierte el ayatolá Kermani, implicará a muchos países e incluso podría resultar en una tercera guerra mundial, pero las consecuencias peores las sufrirá EE.UU., ha vaticinado.

“A los estadounidenses les preocupa la seguridad de Israel, porque saben que miles de misiles de Hezbolá (Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano) y HAMAS (Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina) están listos para destruir Tel Aviv”, ha indicado el ayatolá Kermani.

De igual modo, ha dicho que los misiles iraníes tienen la capacidad de alcanzar a las fuerzas militares estadounidenses, estacionadas en Irak y Afganistán.

(EE.UU. y el régimen de Israel saben que) cualquier estupidez les conllevará consecuencias peligrosas”, ha señalado el ayatolá Mohamad Ali Movahedi Kermani, Imam del rezo del viernes de Teherán (capital de Irán).

 

En otro momento de sus declaraciones, el Imam del rezo del viernes de Teherán ha saludado la presentación, hecha el martes pasado, de un avión de combate de cuarta generación, bautizado Kosar, equipado con el sistema de aviónica y construido por expertos nacionales.

La victoria de la Revolución Islámica en 1979 puso fin al régimen del shah Mohamad Reza Pahlavi y, por ende, al dominio de los consejeros militares estadounidenses sobre las Fuerzas Armadas del país persa. Desde entonces, Irán se ha convertido en un destacado polo de capacidad defensiva y disuasiva del oeste de Asia.

En este proceso, Teherán ha garantizado que su capacidad defensiva no constituye amenaza alguna para la región, sino que la única meta es preservar la soberanía e integridad territorial de Irán.

mnz/ncl/tmv/mkh

Comentarios