• El ministro de Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez.
Publicada: jueves, 9 de abril de 2020 7:06
Actualizada: jueves, 9 de abril de 2020 9:37

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, refuta la declaración “infundada” de un alto funcionario de EE.UU. que acusa a La Habana y Caracas de tráfico de drogas.

“Rechazo el supuesto planteamiento citado por (la revista estadounidense)Newsweek de un alto funcionario del Pentágono nombrado, según el cual, la Comunidad de Inteligencia tiene evidencia de que se trafica droga entre Cuba y Venezuela. Es una calumnia total e infundada, con implicaciones peligrosas” denunció el ministro de Asuntos Exteriores cubano,en un mensaje publicado el miércoles en la red social Twitter.

Rodríguez aludió a una publicación de la revista estadounidense en la que, citando de forma anónima a un funcionario del Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono), acusó a los Gobiernos de Cuba y Venezuela de vínculos con el narcotráfico. Newsweek no presentó ni un solo documento que respalde la acusación.  

El director general para EE.UU. de la Cancillería cubana, Carlos Fernández de Cossío, a su vez, consideró “peligrosas” los señalamientos de la Casa Blanca e hizo hincapié en que el Gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, “sabe perfectamente que el alto funcionario está mintiendo”.

En otro tuit, el canciller cubano criticó el mantenimiento del bloqueo de EE.UU. a Cuba en plena pandemia del nuevo coronavirus, denominado COVID-19. Denunció que esta medida de Washington obstaculiza el acceso a medicamentos necesarios para hacer frente a esta enfermedad mortal, causa severos daños económicos y humanitarios a los cubanos y viola los derechos humanos de todo el pueblo isleño.

Esta nueva acusación, sin fundamento, se suma a otras de Estados Unidos contra líderes latinoamericanos.El 26 de marzo, Washington hizo públicos supuestos cargos por narcoterrorismo contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y ofreció 15 millones de dólares por cualquier información que facilite la detención del mandatario bolivariano.

Washington acusó al mandatario venezolano de tramar una conspiración con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, para “inundar a Estados Unidos de drogas”.

Al respecto, el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, calificó de “injerencistas y colonizadoras” las acusaciones de Estados Unidos hacia las naciones latinoamericanas, especialmente Venezuela.

Estas acusaciones del Gobierno estadounidense forman parte de la presión que ejerce contra Venezuela, mediante duras sanciones y bloqueos, en apoyo del diputado Juan Guaidó, quien desde el 23 de enero, cuando se autoproclamó “presidente interino” del país, trata de usurpar el poder legítimo de Maduro.

Washington también ha apretado el cerco que mantiene hace más de 60 años contra Cuba con la intención, según denuncia La Habana, de asfixiar la economía de la isla.

De hecho, la Administración de Trump ha impuesto nuevas sanciones contra Cuba, so pretexto de sus nexos con el Gobierno de Maduro. Sin embargo, las autoridades cubanas afirman que la actitud de Washington no influirá en sus relaciones de hermandad con Venezuela.

shz/ncl/mkh/hnb