• El ministro de Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, comparece en una rueda de prensa en La Habana, la capital.
Publicada: domingo, 21 de abril de 2019 1:40
Actualizada: domingo, 21 de abril de 2019 2:05

El Gobierno cubano persistirá en la defensa de su soberanía e independencia, tras las nuevas medidas de EE.UU. que recrudecen el bloqueo contra el país caribeño.

“Cuba siempre defenderá su soberanía e independencia y la decisión de su pueblo de construir el socialismo”, ha destacado el ministro de Exteriores cubano, Bruno Rodríguez, en un mensaje de Twitter, publicado este sábado.

El pasado 17 de abril, el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, y el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, anunciaron una serie de disposiciones coercitivas y unilaterales que endurecen el bloqueo económico, comercial y financiero aplicado por casi 60 años contra la isla.

Rodríguez ha reiterado el rotundo rechazo a las nuevas medidas de Washington para aumentar las presiones contra La Habana y ha llamado a los cubanos a esforzarse en la construcción de un “orden internacional justo y equitativo”.

La Revolución Cubana “persistirá en la necesaria batalla por un orden internacional justo y equitativo. Un mundo mejor no solo es posible, sino que es indispensable e inevitable”, ha agregado Rodríguez en su mensaje.

Cuba siempre defenderá su soberanía e independencia y la decisión de su pueblo de construir el socialismo”, según ha destacado el ministro de Exteriores cubano, Bruno Rodríguez.

 

Desde 1960, el Gobierno de Estados Unidos ha impuesto un bloqueo y múltiples sanciones contra el país caribeño, que han impedido a la isla desarrollar su potencial social y económico.

No obstante, tales sanciones han sido ampliadas por la Administración del actual presidente norteamericano, Donald Trump, pese a las moderaciones realizadas en 2015 por el Gobierno antecedente, liderado por el expresidente Barack Obama.

Ante las medidas hostiles de EE.UU., las autoridades cubanas han rechazado en reiteradas ocasiones la actitud “agresiva” de Washington y consideran la medida como un esfuerzo para aumentar la presión sobre La Habana por apoyar al Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro.

myd/ncl/nlr/mkh

Comentarios