• El canciller cubano, Bruno Rodríguez, atiende una rueda de prensa en la Cancillería, La Habana, capital, 19 de febrero de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 18 de abril de 2019 5:35
Actualizada: jueves, 18 de abril de 2019 7:11

El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, afirmó que La Habana enfrentará la ‘nueva agresión’ de EE.UU. que restringe los viajes y las remesas a la isla.

Rodríguez hizo, de esta forma, referencia al anuncio del asesor de Seguridad Nacional de EE.UU., John Bolton, de que la Administración del presidente republicano Donald Trump restringirá los viajes a Cuba e impondrá límites a las remesas que reciben los cubanos de sus familiares residentes en este país norteamericano.

Las medidas anunciadas parecen ser un intento por revertir la política de acercamiento promovida durante la gestión del expresidente estadounidense Barack Obama (2009-2016) y aumentar la presión sobre el Gobierno de la isla por el apoyo que brinda al mandatario venezolano, Nicolás Maduro, ante las hostilidades de la Casa Blanca y sus aliados regionales.

“Repudio firme y categóricamente discurso agresivo, calumnias y medidas de recrudecimiento del bloqueo anunciadas por Asesor de Seguridad Nacional de EE.UU. Constituyen una nueva agresión al pueblo de Cuba, el pueblo estadounidense, la emigración cubana y a Estados soberanos”, se lee en uno de los tuits publicados el miércoles en reacción a la medida de Trump.

Con esta nueva restricción, Washington “toma como rehenes” de su política anticubana, monroísta y macartista a las familias cubanas y estadounidenses, señaló el jefe de la Diplomacia cubana, que cierra este mensaje con la frase Remember Girón (Recuerden Girón), que significó “la primera derrota, mas no la última” de los imperialistas estadounidenses en América Latina.

Repudio firme y categóricamente discurso agresivo, calumnias y medidas de recrudecimiento del bloqueo anunciadas por Asesor de Seguridad Nacional de EE.UU. (John Bolton) Constituyen una nueva agresión al pueblo de Cuba, el pueblo estadounidense, la emigración cubana y a Estados soberanos”, tuiteó el canciller cubano, Bruno Rodríguez.

La Habana está determinada a “enfrentar y prevalecer ante las nuevas agresiones de EE.UU.”, advirtió Rodríguez, además de llamar a la comunidad internacional, los estadounidenses incluidos, “para detener la escalada irracional y la política de hostilidad del presidente Trump”.

La invasión de Bahía de Cochinos, también conocida como invasión de Playa Girón o la batalla de Girón, fue una operación militar lanzada en 1961 por el entonces presidente estadounidense, John F. Kennedy, disidentes cubanos y agentes de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) de EE.UU. para derrocar al líder cubano, Fidel Castro.

Desde 1960, el Gobierno de Washington ha impuesto múltiples bloqueos y sanciones contra Cuba que han impedido a la isla desarrollar su potencial social y económico por el impacto de la medida en las transacciones. La hostilidad hacia La Habana se multiplicó tras la llegada de Trump a la Casa Blanca en 2017, pese a las moderaciones realizadas en 2015 por Obama.

ask/ncl/ftn/alg

Comentarios