• El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, durante una reunión en Pyongyang (capital norcoreana), 4 de noviembre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 17 de enero de 2019 23:52

El presidente de Cuba tacha de ‘provocación injerencista’ la pretensión de EE.UU. de reactivar las reclamaciones de propiedades expropiadas tras la Revolución.

“Rechazamos enérgicamente esta nueva provocación injerencista, amenazadora, prepotente, violatoria del derecho internacional”, ha declarado Miguel Díaz-Canel en un mensaje difundido este jueves en su cuenta en Twitter.

La reacción de Díaz-Canel se produce después de que el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, anunció el miércoles los planes de Washington para reactivar el título III de la polémica ley Helms-Burton, que dejaría que los estadounidenses —incluidos cubanos naturalizados— demanden ante la Justicia norteamericana a las compañías que se están beneficiando de las propiedades en Cuba que eran suyas antes de la Revolución (1959).

El mandatario cubano ha denunciado, además, que el Gobierno de EE.UU. demostrará su desprecio hacia el resto del mundo, si vuelve a reactivar la referida ley, empero, ha asegurado que La Habana hará frente a la nueva “hostilidad” de Washington hacia la isla.

Rechazamos enérgicamente esta nueva provocación injerencista, amenazadora, prepotente, violatoria del derecho internacional”, declara el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, en alusión a los planes de EE.UU. para reactivar las reclamaciones de propiedades confiscadas tras la Revolución (1959).

“No permitiremos el chantaje político, tenemos razones y verdades suficientes y legítimas para enfrentar tanta hostilidad y desprecio”, ha agregado Díaz-Canel en otro tuit.

El título III de la ley Helms-Burton, que endureció el embargo a la isla, ha sido suspendido periódicamente desde su creación en 1996 por todos los Gobiernos de EE.UU., desde el encabezado por el presidente demócrata Bill Clinton (1993-2001) hasta el actual, liderado por el republicano Donald Trump.

Por su parte, el canciller de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, ha rechazado las declaraciones de Pompeo y ha denunciado que la aplicación del título III de la ley Helms-Burton es un “chantaje político” que tiene por meta endurecer el bloqueo a la isla.

Cuba es objeto de una serie de sanciones estadounidenses que han causado desde 1960 daños materiales por más de 4000 millones de dólares, según los cálculos del Gobierno de La Habana.

fmk/ctl/nlr/rba

Comentarios