• Un Stratofortress tipo B-52 capaz de transportar armas nucleares.
Publicada: domingo, 10 de enero de 2016 9:01
Actualizada: domingo, 10 de enero de 2016 11:29

EE.UU. y su aliado surcoreano hacen sobrevolar un bombardero estratégico de largo radio de acción sobre la península de Corea, después de que el Norte anunciara una prueba termonuclear.

El caza bombardero, un Stratofortress tipo B-52, ha despegado este domingo de Guam y sobrevolado la base aérea de Osan, a unos 70 km en el sur de la frontera intercoreana, antes de regresar a su base de la Fuerza Aérea Andersen, según fuentes del Ejército estadounidense.

"Es una medida de autodefensa para proteger de manera fiable la paz en la península coreana y la seguridad regional del peligro de una guerra nuclear provocada por el grupo imperialista que lidera Estados Unidos", ha subrayado el líder norcoreano, Kim Jong-un.

Se trata de la segunda respuesta de Seúl al anuncio del ensayo nuclear de Corea del Norte con una bomba de hidrógeno el pasado 6 de enero. En una primera represalia, Seúl encendió unos gigantescos altavoces en la frontera para retransmitir propaganda anti-Pyongyang, lo que, según el Norte, podría empujar a ambos países “al borde de la guerra”.

Este domingo, el líder norcoreano, Kim Jong-un, ha defendido la prueba termonuclear de su país, calificándola de acto de "autodefensa" ante la creciente amenaza nuclear de EE.UU. en la región.

"Es una medida de autodefensa para proteger de manera fiable la paz en la península coreana y la seguridad regional del peligro de una guerra nuclear provocada por el grupo imperialista que lidera Estados Unidos", ha subrayado Kim, que hablaba públicamente por primera vez desde el ensayo nuclear.

Para el líder norcoreano el ensayo es "una medida justa que nadie debe criticar" y, además, importante, ya que se ha realizado "en el arranque del año en que se celebrará el séptimo congreso del Partido de los Trabajadores de Corea". El  primer congreso desde 1980 se celebrará en mayo de este año.

El posible nuevo test nuclear de Pyongyang suscitó fuertes protestas entre muchos países, incluido EE.UU. El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU), por su parte, acordó el miércoles adoptar nuevas medidas punitivas contra Corea del Norte, y calificó, además, el acto de Pyongyang de “clara amenaza a la paz y la seguridad internacionales, pero Washington, no obstante, se ha mostrado escéptico sobre la veracidad del anuncio norcoreano.

ftm/nii/

Comentarios