• Municipio de Bolívar, en el sur del departamento colombiano de Cauca, en el oeste del país. (Foto: Periódico Virtual)
Publicada: domingo, 7 de octubre de 2018 16:41
Actualizada: lunes, 8 de octubre de 2018 6:16

Tres líderes sociales fueron asesinados el sábado en el departamento de Cauca, en el suroeste de Colombia, tras asistir a una audiencia pública.

Jaime Rivera, de 52 años de edad, y sus hijos veinteañeros Reinel y Mauricio eran mineros artesanales y miembros de la Coordinadora Nacional de Cultivadores de Coca, Amapola y Marihuana (Coccam), y fueron asesinados horas después de asistir a una reunión pública con congresistas, representantes de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y organizaciones pro derechos humanos.

Según testigos del asesinato citados este domingo por el canal de televisión multiestatal hispanoamericano Telesur, los tres militantes fueron atacados por personas armadas que les dispararon hasta matarlos en la vereda de La Mina, en el municipio de Bolívar, situado en el sur de Cauca. Otra versión de los hechos señala que Rivera y sus hijos fueron amarrados, torturados y finalmente asesinados.

Organizaciones sociales y de defensa de derechos humanos han denunciado lo sucedido y han reclamado justicia al Gobierno del presidente colombiano, Iván Duque, ante las muertes de quienes consideran “defensores de la paz”. El alcalde de Bolívar, Rodrigo Pérez, ha dicho que el municipio ayudará en los funerales, por ser los asesinados una familia humilde.

 

Los asesinatos de militantes de la clase trabajadora son una constante en Colombia, donde este año han perdido la vida de esta manera 167 personas, 22 de ellas ya durante el mandato de Duque, que accedió a la Presidencia el 7 de agosto. Los departamentos de Cauca y Antioquia, en el norte del país, son los más afectados.

mla/anz/mkh/alg

Comentarios