• Un agujero negro en la Vía Láctea.
Publicada: domingo, 8 de abril de 2018 18:19
Actualizada: lunes, 9 de abril de 2018 2:35

Un equipo de astrónomos de la Universidad de Columbia (Estados Unidos) ha observado una docena de agujeros negros en el centro de la Vía Láctea, en las inmediaciones del ya conocido agujero negro supermasivo de Sagitario A, según un artículo publicado esta semana en la revista Nature.

De acuerdo con el informe, este hallazgo supondría que puede haber aproximadamente 10.000 agujeros negros aislados en el área que rodea a este agujero negro supermasivo.

Se trata del primer hallazgo que apoya una predicción de décadas de antigüedad, abriendo así unas nuevas oportunidades para comprender mejor el Universo.

Durante más de dos décadas, los investigadores han buscado infructuosamente pruebas que apoyen la teoría de que miles de agujeros negros rodean agujeros negros supermasivos (SMBH, por sus siglas en inglés) en el centro de grandes galaxias.

Solo hay unas cinco docenas de agujeros negros conocidos en toda la galaxia –100.000 años luz de ancho– y se supone que hay de 10.000 a 20.000 de estas cosas en una región de solo seis años luz de ancho que nadie ha podido encontrar”, afirma el astrofísico de  la Universidad de Columbia, Chuck Hailey.

 

“Solo hay unas cinco docenas de agujeros negros conocidos en toda la galaxia –100.000 años luz de ancho– y se supone que hay de 10.000 a 20.000 de estas cosas en una región de solo seis años luz de ancho que nadie ha podido encontrar”, afirma el astrofísico de Columbia Chuck Hailey, codirector del Columbia Astrophysics Lab y autor principal del estudio, que aparece publicado esta semana en Nature.

Asimismo, destaca que Sagitario A está rodeado por un halo de gas y polvo que proporciona el caldo de cultivo perfecto para el nacimiento de estrellas masivas, que viven, mueren y podrían convertirse en agujeros negros.

De acuerdo con Hailey, se cree que los agujeros negros del exterior del halo caen bajo la influencia del SMBH a medida que pierden su energía, lo que hace que se acerquen a la SMBH, donde se mantienen cautivos por su fuerza.

Si bien la mayoría de los agujeros negros atrapados permanecen aislados, algunos capturan y se unen a una estrella que pasa, formando un binario estelar.

Los investigadores están convencidos de que hay una gran concentración de estos agujeros negros aislados y apareados en el Centro Galáctico, formando una cúspide de densidad que se llena cada vez más a medida que disminuye la distancia al SMBH.

fdd/anz/myd/rba