• El canciller chino, Wang Yi (dcha.), y su homólogo cubano, Bruno Rodríguez, en una conferencia de prensa en Pekín, 29 de mayo de 2019.
Publicada: miércoles, 4 de agosto de 2021 14:36

China expresa su oposición a las actividades injerencistas de EE.UU. en los asuntos internos de Cuba y pide el levantamiento de sanciones contra la isla.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de China ha vuelto este miércoles a mostrar su oposición a cualquier intento de EE.UU. de imponer arbitrariamente sanciones unilaterales e interferir en los asuntos internos de otros países, so pretexto de una supuesta defensa de la “libertad”, los “derechos humanos” y la “democracia”.

Al respecto, un portavoz de la Cancillería china ha advertido que las recientes sanciones de Washington contra instituciones y funcionarios cubanos constituyen una severa violación de las normas básicas que rigen las relaciones internacionales.

Las últimas medidas anticubanas de Washington demuestran una vez más al mundo el típico doble rasero y acoso al estilo estadounidense, ha aseverado el vocero, al tiempo que señalado el bloqueo de EE.UU. contra la isla como un estorbo en el desarrollo del país caribeño.

 

“Como todos saben, es el bloqueo económico, comercial y financiero de los Estados Unidos el que obstaculiza gravemente los esfuerzos de Cuba por mejorar su economía y los medios de vida de su pueblo, y pisotea el derecho del pueblo cubano a la subsistencia y el desarrollo”, expresa la Cancillería de China.

Asimismo, ha instado al Gobierno estadounidense a que preste atención a la petición de la comunidad internacional y levante inmediata y completamente las sanciones contra Cuba y, a su vez, deje de dar excusas para participar en graves injerencias y desestabilizaciones.

Es más, recordando la reciente ayuda entregada por el gigante asiático y varios otros Estados al Gobierno cubano en el marco de la lucha contra la pandemia de coronavirus, ha recalcado que la forma correcta de actuar es ofreciendo apoyo.

Las nuevas sanciones de EEUU contra Cuba

Por medio de un comunicado emitido el viernes, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, anunció la imposición de una serie de nuevas sanciones contra la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) de la isla, alegando que es una respuesta a la presunta responsabilidad de los sancionados en la represión de las protestas del pasado 11 de julio en la mayor de las Antillas y que siguieron unos días después.

El 11 de julio, Cuba fue escenario de movilizaciones contra la compleja situación económica como resultado del coronavirus y el recrudecimiento del bloqueo estadounidense en su contra. La Habana denuncia los llamados desde el exterior para provocar caos y desobediencia civil en el país, y asegura que las protestas fueron planificadas y organizadas por los medios y la prensa, auspiciados desde EE.UU.

sbr/ncl/hnb