• Marines estadounidenses participan en un ejercicio militar con vehículos blindados en Tailandia, febrero de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 11 de noviembre de 2020 7:30
Actualizada: miércoles, 11 de noviembre de 2020 10:32

Un contingente de marines estadounidenses ha llegado a Taiwán para entrenar a los soldados taiwaneses mientras la isla teme una eventual invasión de China.

Taipéi confirmó el lunes la llegada a la isla del contingente de las Fuerzas Especiales del Ejército de Estados Unidos, conocidas también como los Boinas Verdes, y agregó que estarán en Taiwán durante un mes, según informó el diario local Taiwan News.

Durante su estancia en la isla, los marines estadounidenses entrenarán a los marines taiwaneses “en operaciones de infiltración en lanchas de asalto y lanchas rápidas en la Base Naval de Tsoying”, ubicada en la sureña ciudad portuaria de Kaohsiung, agrega el informe.

Asimismo, se espera que las fuerzas especiales de Taiwán y los efectivos estadounidenses realicen ejercicios conjuntos anuales en medio de una creciente tensión con China.

 

Los Boinas Verdes llegaron a la isla por invitación de Taipéi hace aproximadamente dos semanas, pero se encontraban en cuarentena para asegurarse de que no eran portadores del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19.

La llegada de los marines estadounidenses a la isla taiwanesa es el primer contacto oficial de este tipo entre Washington y Taipéi desde 1979 cuando Estados Unidos reconoció formalmente a la República Popular China y rompió con Taiwán.

El reciente acontecimiento se produce después de que la Administración estadounidense, presidida por Donald Trump, sigue avivando la tensión con China, aumentando sus contactos diplomáticos y militares con la isla, la cual el gigante asiático considera una provincia rebelde y una parte inseparable de su territorio.

La semana pasada, el Ministerio de Defensa de China amenazó a EE.UU. con un “golpe devastador” después de que el Gobierno de Trump aprobara la venta a Taiwán de cuatro drones armados MQ-9 Reaper por un valor de 600 millones de dólares para reforzar la defensa de la isla.

Las autoridades chinas han denunciado, una y otra vez, la postura de la Casa Blanca hacia el actual gobierno separatista de Taipéi y advertido a Washington de no “jugar con fuego”.

ftm/ktg/krd/rba