• El ministro de Exteriores de China, Wang Yi, en reunión estratégico UE-China en Bruselas, Bélgica, 18 de marzo de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 18 de marzo de 2019 18:55

China ha pedido a la UE garantizar una “competencia justa” al criticar los intentos de EE.UU. de “hundir” a la empresa de telecomunicaciones Huawei.

“China espera que todos los países creen un ambiente de competencia libre y justo para empresas de otros países”, ha afirmado este lunes el ministro de Asuntos Exteriores de China, Wang Yi, en una rueda de prensa conjunta con la alta representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Federica Mogherini, tras un encuentro estratégico.

En alusión a la empresa china Huawei, acusada de espionaje por EE.UU., el  jefe de la Cartera de Exteriores de China ha instado a Washington a poner fin a sus intentos de hundir a la gigante de telecomunicaciones.

“Rechazaremos acusaciones arbitrarias, por motivos políticos, e intentos de hundir a una compañía extranjera. Creemos que tales prácticas son anormales, inmorales y no tienen apoyo de otros países”, ha enfatizado el titular chino.

Rechazaremos acusaciones arbitrarias, por motivos políticos, e intentos de hundir a una compañía extranjera. Creemos que tales prácticas son anormales, inmorales y no tienen apoyo de otros países”, ha condenado el ministro de Asuntos Exteriores de China, Wang Yi, en alusión a acusaciones de espionaje contra la empresa de telecomunicaciones china, Huawei, pronunciadas por autoridades de EE.UU.

 

Las tensiones entre EE.UU. y China aumentaron luego de que el gobierno estadounidense ordenó la detención y extradición de la vicepresidenta de Huawei, Meng Wanzhou el pasado 1 de diciembre a su arribo al aeropuerto de la ciudad de Vancouver en el suroeste de Canadá.

El Departamento de Justicia estadounidense posteriormente presentó 13 cargos penales contra dos filiales de Huawei (Huawei Device USA y Skycom Tech), así como contra Meng, acusando al gigante tecnológico de robar secretos comerciales y romper acuerdos de confidencialidad.

Pekín, por su parte, rechazó las acusaciones hechas contra Huawei, y prometió proteger los intereses de sus firmas. Es más, el fundador de la empresa china, Ren Zhengfei, ha asegurado que la campaña lanzada por la Administración del presidente de EE.UU., Donald Trump, contra la compañía tiene una “motivación política” y persigue “destruir” al fabricante chino de equipos de telecomunicaciones.

Todo esto coincide con la guerra arancelaria emprendida por Washington contra Pekín, y que podría escalar pese a la tregua pactada en enero pasado entre el presidente estadounidense y su par chino, Xi Jinping.

ahn/sjy/tmv/rba

Comentarios