• El Departamento de Tesoro de Estados Unidos.
Publicada: domingo, 5 de febrero de 2017 18:15
Actualizada: lunes, 6 de febrero de 2017 7:27

Chinos afectados por nuevas sanciones antiraníes de EE.UU. han asegurado este domingo que solo habían exportado productos ‘normales’ a Irán.

“Exporto a muchos países, e Irán también es un cliente, eso es totalmente normal”, ha manifestado Richard Yue, que está en la lista de las sanciones del Departamento de Tesoro de Estados Unidos contra Irán.

Dos días después de poner a Irán “bajo aviso” por su prueba exitosa de misil balístico, la Administración del presidente de EE.UU., Donald Trump, impuso el viernes nuevas sanciones a 13 individuos y 12 entidades, entre ellos 3 individuos y 2 compañías chinas.

Exporto a muchos países, e Irán también es un cliente, eso es totalmente normal”, ha manifestado Richard Yue, que está en la lista de las sanciones de EE.UU. contra Irán.

Los afectados por los nuevos embargos estadounidenses no pueden acceder al sistema financiero de EE.UU. o hacer negocios con las firmas estadounidenses y sus cuentas bancarias habían sido congeladas, pues los afectados como Yue no pueden trabajar y consideran la decisión como “injusta”.

 

“¿Acaso esto es justo? ¿Por qué deberían los demás prestar atención a lo que dicen los estadounidenses? ¿Qué hay de malo en mis productos de uso diario?”, ha declarado Yue, al agregar que tras ver su nombre en la lista de sanciones no sabía qué hacer, si debe pedir ayuda a Pekín o no.

La empresa basada en la ciudad norteña de Qingdao Cosailing Business Trading Co. Ltd, cuyo gerente de ventas es Richard Yue, y que también está incluida en la lista de sanciones de Washington, vende todo tipo de productos para el uso diario de la gente como calentadoras, cintas de correr y pestañas postizas.

Otra empresa afectada es Ningbo New Century Import and Export Co. con sede en la ciudad portuaria oriental de Ningbo, que exporta e importa bocas contra incendios y cámaras de aire para neumáticos de motocicletas. Su gerente de exportación que dio su apellido a la agencia británica de noticias Reuters como Tang ha reiterado que hicieron exportaciones “normales” a Irán.

Pekín, que tiene estrechos vínculos económicos con la República Islámica de Irán, había protestado en el pasado por las sanciones unilaterales impuestas a las compañías chinas por parte de EE.UU. y otros países occidentales en relación con Teherán.

zss/ktg/snr/rba