• El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez (dcha.) y su homólogo chileno, Sebastián Piñera, Madrid, 9 de octubre de 2018. (Foto: AFP).
Publicada: martes, 9 de octubre de 2018 23:19
Actualizada: miércoles, 10 de octubre de 2018 2:30

Los mandatarios de España y Chile insisten en la importancia de que Brasil no renuncie al Acuerdo de París contra el cambio climático.

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, en una conferencia de prensa conjunta con el presidente chileno, Sebastián Piñera, tras un encuentro de trabajo en la Moncloa, en Madrid, capital de España, ha expresado este martes su “enorme preocupación” por la posibilidad de que el candidato ultraderechista Jair Bolsonaro saque a Brasil del Acuerdo de París en caso de acceder a la Presidencia.

“Que Brasil se pueda salir del acuerdo de París cuando estamos viendo las consecuencias del cambio climático es de una enorme preocupación (…) Esperamos que el Gobierno de Brasil se atenga a los compromisos internacionales que van más allá de la mera firma de un tratado”, aduce Sánchez.

Piñera, por su parte, ha comentado que “sería una pérdida para Brasil y para el mundo que dejara de ser parte del acuerdo de París”.

Que Brasil se pueda salir del acuerdo de París cuando estamos viendo las consecuencias del cambio climático es de una enorme preocupación (…) Esperamos que el Gobierno de Brasil se atenga a los compromisos internacionales que van más allá de la mera firma de un tratado”, argumenta el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez.

 

Aunque el presidente de Chile dijo en un primer momento que coincidía con Bolsonaro en aspectos de su programa económico, después se mostró más crítico y marcó distancia con las declaraciones “discriminatorias, homofóbicas y poco respetuosas con las mujeres o con la democracia” del candidato a la Presidencia de Brasil.

Pese a todo, el presidente suramericano dejó claro que Chile siempre buscará una relación de amistad con el país más fuerte de América Latina.

El Acuerdo de París, firmado por unas 190 naciones a finales de 2015 en la capital francesa bajo los auspicios de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), tiene como objetivo controlar el calentamiento global reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero.

lvs/alg/nii/

Comentarios