• La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff
Publicada: miércoles, 18 de marzo de 2015 8:15

El Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil rechazó el martes la petición de la oposición para la apertura de una investigación contra la presidenta Dilma Rousseff por su presunta relación con el caso de corrupción en la gigantesca petrolera estatal Petrobras.

"No reconozco ese requerimiento”, dijo el magistrado del STF, Teori Zavascki, quien tiene la responsabilidad de realizar pesquisas sobre los políticos que supuestamente están involucrados en el escándalo de Petrobras.

Zavascki consideró “ficticia” la demanda porque “ni siquiera indica quien sería el firmante, si es abogado o no".

Los comentarios de Zavascki se produjeron horas después de que el senador socialdemócrata Aecio Neves, al que venció Rousseff en las elecciones del pasado octubre, anunciara que varios partidos de la oposición “van a pedir que se abra una investigación a la presidenta”.

Por el momento, los partidos de la Social Democracia Brasileña (PSDB), Demócratas (DEM), Solidaridad (SD) y el Partido Popular Socialista (PPS) han reclamado formalmente el inicio de dichas investigaciones.

La decisión se adoptó después de que el tesorero del oficialista Partido de los Trabajadores (PT, izquierda), Joao Vaccari, fuera acusado el lunes por la Fiscalía de recibir sobornos para cubrir las acciones ilegales en Petrobras.

Entre tanto, el izquierdista PT aseguró el martes que el tesorero, pese a la denuncia en su contra, permanecerá en el cargo. “Cualquier denuncia presupone que él es inocente hasta que se pruebe lo contrario”, señaló el presidente de la agrupación, Rui Falcao.

De acuerdo con las pesquisas realizadas, la red de corrupción movió en la última década unos 10 mil millones de reales (unos 3 850 millones de dólares) en sobrefacturación de obras y contratos.

Este escándalo provocó el domingo masivas manifestaciones contra Rousseff en varias ciudades del país, donde exigían la renuncia de la mandataria.

En reacción a las protestas, Rousseff afirmó el lunes que su Gobierno está dispuesto a dialogar con todos y prometió mano dura contra la corrupción.

kaa/ktg/hnb