• Los expresidentes de Bolivia Carlos Mesa (dcha.) y Tuto Quiroga.
Publicada: jueves, 25 de marzo de 2021 17:35

Un exjefe del Senado denuncia que los derechistas Carlos Mesa y Tuto Quiroga obviaron la Constitución de Bolivia para impulsar el golpe contra Evo Morales.

En una entrevista realizada el miércoles con radio Cepra-Satelital, el expresidente del Senado René Martínez denunció la conspiración que realizaron estos dos mandatarios bolivianos, al obviar la ley para impulsar el “Plan B” que diseñó la ruta para que la hoy expresidenta interina Jeanine Áñez llegara al poder en 2019 y se arrogase competencias que no les correspondían.

Ahora quieren vender “gato por liebre”, al mencionar una sucesión constitucional que nunca se dio, criticó Martínez, tal y como recogió la agencia de noticias local ABI.

En este sentido, Martínez recordó que Mesa y Quiroga conocen las normas jurídicas vigentes para la sucesión constitucional debido a que ellos asumieron las riendas del país, bajo esas figuras legales, pero, aun así, obviaron las mismas en el caso de Áñez, quien se autoproclamó presidenta con la excusa de cumplimiento de la “sucesión constitucional”.

 

El expresidente del Senado boliviano indicó que esta estrategia golpista obligó con violencia, torturas y chantajes a la renuncia del entonces jefe de Estado Evo Morales y de los presidentes de Diputados y Senadores.

Durante la entrevista, Martínez denunció el papel que jugaron varios actores políticos, religiosos y diplomáticos en el golpe de Estado de 2019 en el país altiplánico al perfilar el mencionado “Plan B”.

Martínez recalcó que a esta estrategia conspirativa se sumó también el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, cuando el organismo, en el marco de su misión como observadora en las elecciones presidenciales de 2019 en Bolivia, publicó un desacertado informe de auditoría, en el que afirmó que Morales no había conseguido los votos suficientes, por lo que promovió un fraude.

El informe de Almagro desató una crisis en Bolivia que dio lugar al golpe que apartó del poder a Morales el 10 de noviembre de 2019.

tmv/ctl/mrg