• ‘Se prevé un escenario de fraude en las elecciones de Bolivia’
Publicada: miércoles, 16 de septiembre de 2020 23:50
Actualizada: jueves, 17 de septiembre de 2020 3:48

Una segunda vuelta electoral en Bolivia sería catastrófica para el MAS, opina un analista, que también destaca que se prevé un fraude en los comicios.

El analista geopolítico Gabriel Villalba Pérez, durante una entrevista concedida este miércoles a HispanTV, ha mencionado que una encuesta realizada recientemente por la Fundación Jubileo posiciona al aspirante del Movimiento al Socialismo (MAS), Luis Arce, como ganador en las elecciones del 18 octubre en Bolivia.

En este sentido, el entrevistado ha expresado que, en lo tocante a dicho sondeo, evidentemente el objetivo que tiene el MAS es ganar en primera vuelta, para luego destacar que “una segunda vuelta sería catastrófica para este movimiento, ya que todas las fuerzas del bloque neoliberal golpista se articularían en contra del MAS”.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia, de acuerdo con Pérez, ahora está recibiendo asesoría de técnicos electorales directamente desde EE.UU. y también de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Entonces, conforme al analista, se prevé un escenario de un posible fraude electoral o un escenario que lleve a una segunda vuelta. “Se prevé un escenario de fraude en este proceso electoral, se prevé que pueda haber una segunda vuelta, que sería catastrófica para el MAS”, ha añadido Pérez.

 

El MAS, partido del depuesto presidente, Evo Morales, celebró la semana pasada su primer gran acto de campaña en El Alto, ciudad vecina de La Paz, la capital administrativa del país andino. “Vamos a sacar a Bolivia adelante”, prometió Arce en su discurso, en el que también lanzó duras críticas contra el gobierno de facto por el manejo económico, que está dejando, como afirmó, un “Estado quebrado”.

Las elecciones en Bolivia están previstas para el 18 de octubre tras cambiarse la fecha para su celebración por la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19, pues inicialmente debían llevarse a cabo el 3 de mayo y luego el 6 de septiembre.

A pesar de los esfuerzos del gobierno de facto de Bolivia por perpetuarse en el poder, los sondeos arrojan que el partido gobernante y sus aliados derechistas perderán la votación en la primera vuelta.

Fuente: HispanTV Noticias

nlr/anz/mjs