• El candidato presidencial por el Movimiento al Socialismo (MAS), Luis Arce, en La Paz (capital boliviana), 2 de junio de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 18 de agosto de 2020 9:27

Una reciente encuesta muestra que la intención de voto en las elecciones presidenciales de Bolivia favorece al Movimiento al Socialismo (MAS).

Si en mayo Arce (Luis Arce, el candidato del MAS para las elecciones presidenciales de Bolivia) era favorito con 48 % del voto, hoy ese valor está cercano al 53 %, según fuentes de los partidos”, comentó el lunes el sitio digital de Noticias Bolivia, en su cuenta oficial en Twitter.

La fuente también enfatizó que el “sufragio del pueblo responderá el balance de poder”, subrayando quien no respete los resultados de las votaciones “no la tendrá fácil, la ciudadanía responderá”.

Asimismo, apuntó que el gobierno de facto, presidido por la autoproclamada presidenta Jeanine Añez, y sus aliados “no quieren escuchar a la gente, ni velar por los intereses del país”, agregó que ellos solo buscan su bien personal. “La ciudadanía en general no es tonta y no se deja amedrentar”, destacó.

 

En este sentido, Oscar Laborde, presidente del Parlamento del Mercosur (Parlasur), durante una entrevista concedida a la agencia rusa de noticias Sputnik, emitida en la misma jornada, dijo que espera que las elecciones del 18 de octubre en Bolivia “sean transparente y sin proscripciones”.

Por otro lado, Laborde aseguró que si el MAS, del expresidente boliviano Evo Morales, no iba a las elecciones habría una “guerra civil”. Advirtió también sobre serios riesgos que existen en el país sudamericano.

Áñez aplazó los comicios en varias ocasiones bajo diversos pretextos, entre ellos la propagación del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19, pero por fin se rindió ante las demandas y manifestaciones de los ciudadanos y fijó la fecha del 18 de octubre para celebrar las elecciones presidenciales bolivianas.

A pesar de los esfuerzos del gobierno de facto de Bolivia para perpetuarse en el poder, los sondeos muestran que el partido gobernante y sus aliados derechistas perderán la votación en la primera vuelta.

nsr/rha/fmk/rba