• El sheij Ali Salman, líder de la oposición bareiní.
Publicada: jueves, 2 de junio de 2016 23:05

El Observatorio de Derechos Humanos (HRW, en inglés) denuncia la decisión del régimen de Baréin de prolongar la condena del sheij Ali Salman, líder de la oposición bareiní.

El Alto Tribunal de Apelación de Baréin condenó el pasado lunes en apelación a Ali Salman, líder del principal partido opositor bareiní, Al-Wefaq, a nueve años de prisión, incrementando así la pena de cuatro años de cárcel impuesta en primera instancia en junio de 2015.

Mediante un comunicado, HRW ha anunciado que este tipo de medidas represivas contra los líderes de la oposición podrían fomentar la inestabilidad en el pequeño país del Golfo Pérsico.

El sheij Salman es la más reciente víctima de la guerra de Baréin contra la disidencia, pero no será la última a menos de que los aliados de Baréin en Londres y Washington alcen la voz para protestar ante esta farsa de justicia", ha denunciado Joe Stork, subdirector para Oriente Medio y el Norte de África de HRW.

La decisión del tribunal bareiní de aumentar el periodo de la condena de Salman se produjo a pesar de las evidencias de que la sentencia inicial contra el clérigo había sido injusta, y de que algunos cargos formulados en su contra violan el derecho a la libertad de expresión, subraya la organización pro derechos humanos.

"El sheij Salman es la más reciente víctima de la guerra de Baréin contra la disidencia, pero no será la última a menos de que los aliados de Baréin en Londres y Washington alcen la voz para protestar ante esta farsa de justicia", ha denunciado Joe Stork, subdirector para Oriente Medio y el Norte de África de HRW.

"Este nivel de represión no va a crear estabilidad para Baréin, sino todo lo contrario", ha advertido Stork.

El sheij Ali Salman fue detenido en diciembre de 2014 por las fuerzas de los Al Jalifa, que lo acusaron de “incitar al derrocamiento” del régimen de Manama; alegaciones rechazadas por Al-Wefaq y por la defensa jurídica del líder opositor.

Amnistía Internacional (AI) había condenado ya el lunes la prolongación de la sentencia contra el sheij Ali Salman como decisión politizada y clara violación de los derechos humanos.

mkh/mla/rba