• Palestinos exigen la protección contra el nuevo coronavirus para los prisioneros detenidos en las cárceles israelíes, 19 de marzo de 2020. (Foto: Anadolu)
Publicada: miércoles, 6 de enero de 2021 8:00
Actualizada: miércoles, 6 de enero de 2021 14:18

Amnistía Internacional (AI) insta a Israel a proporcionar de inmediato a los palestinos vacunas contra el nuevo coronavirus, causante de la COVID-19.

El ente internacional ha denunciado este miércoles la gestión ignorante del régimen de Tel Aviv respecto a la pandemia de la COVID-19 en los territorios ocupados palestinos y ha exigido a Israel a “actuar inmediatamente” para suministrar vacunas contra la letal enfermedad “de forma equitativa” en la Cisjordania ocupada y la Franja de Gaza.

El programa de vacunación {contra la COVID-19} de Israel remarca la discriminación institucionalizada que define la política del gobierno israelí hacia los palestinos”, ha manifestado Saleh Higazi, vicedirector de AI para Asia Occidental y el Norte de África, para luego agregar que las autoridades israelíes deben garantizar la entrada “sin problemas” de vacunas a los territorios ocupados.

Asimismo, la organización internacional, rechazando el bloqueo israelí a Gaza, ha enfatizado que estas medidas coercitivas de Tel Aviv contra los palestinos han debilitado su sistema sanitario y como resultado, ha detallado, no puede satisfacer las necesidades de su población ante la pandemia.

 

En esta misma línea, ha denunciado también que el ministerio de sanidad del régimen israelí aún no ha anunciado su plan para reservar cantidades específicas de dosis de la vacuna contra el coronavirus para los palestinos, ni ha establecido un cronograma para el desembolso de las vacunas a las autoridades de salud de Palestina.

Además, AI ha hecho hincapié en que Israel, como una “potencia ocupante”, tiene responsabilidades con los palestinos y tiene que cumplir con sus obligaciones “bajo el derecho internacional”.

La gestión brutal de Israel hacia los palestinos, en medio de esta crisis sanitaria, no se limita a una parte de la población, el ministro de seguridad pública del régimen israelí, Amir Ohana, había ordenado que la vacuna contra el coronavirus no se inyecte a los prisioneros palestinos.

Desde hace 14 años, Israel mantiene un brutal cerco contra la Franja de Gaza por tierra, mar y aire. Este asedio empeoró desde el comienzo de la pandemia de la COIVD-19, donde el bloqueo obstaculiza la lucha de los palestinos contra este virus mortal.

A pesar de que muchos países y organismos pro derechos humanos han denunciado esta postura de Israel, no se ha producido ningún cambio al respecto, mientras todo el mundo busca salvar la vida de la gente de esta pandemia mortal.

shz/ktg/mjs