• Imagen del interior de un pabellón de un centro penitenciario de Arabia Saudí.
Publicada: domingo, 6 de septiembre de 2020 17:50
Actualizada: domingo, 6 de septiembre de 2020 18:25

HRW censura a Arabia Saudí por no permitir a algunos detenidos destacados estar en contacto con sus familiares y abogados durante meses.

La organización pro derechos humanos Human Rights Watch (HRW), mediante un informe publicado este domingo en su sitio web, ha denunciado que los funcionarios saudíes prohibieron las reuniones de detenidos destacados con sus familiares y abogados desde marzo, so pretexto de prevenir la propagación del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19.

“Parece ser que las autoridades saudíes tienen la intención de hacer que ciertos detenidos y sus seres queridos sufran aún más al negárseles la posibilidad de hablar entre sí y saber con certeza que están bien”, ha declarado Michael Page, subdirector para la región de Asia Occidental de HRW.

En este sentido, Page ha enfatizado que a todos los presos se les debe permitir una comunicación sin restricciones con sus familias y el mundo, fuera de sus celdas, pero especialmente durante estos tiempos difíciles.

 

Un familiar de una destacada activista pro derechos de la mujer dijo a HRW que no han recibido llamadas telefónicas de su pariente en más de dos meses. Mientras tanto, otro familiar del destacado clérigo encarcelado Salman al-Awda dijo que sus seres queridos no saben nada de él desde mayo.

Asimismo, la oenegé ha expresado su preocupación por el estado de salud del ex príncipe heredero saudí Muhamad bin Nayef y ha señalado que no se sabe si está recibiendo o no tratamiento para su diabetes.

Al respecto ha explicado que, si bien en ocasiones se había permitido a Bin Nayef hacer llamadas a sus parientes, su familia y su médico personal no han podido visitarle desde que fuera arrestado en marzo, junto a su hermano y su tío, el príncipe Ahmad bin Abdulaziz.

Las autoridades saudíes han arrestado a decenas de activistas, blogueros, intelectuales, príncipes y otras personas consideradas opositores políticos desde que Muhamad bin Salman Al Saud fuera nombrado príncipe heredero en 2017.

Los expertos resaltan que estas detenciones ayudan a consolidar aún más en el poder al actual príncipe heredero, pues así está eliminando a los posibles rivales para acceder al trono.

mrz/anz/krd/rba