• Sistema de misiles antiaéreos Patriot de Estados Unidos.
Publicada: miércoles, 18 de septiembre de 2019 15:13
Actualizada: miércoles, 18 de septiembre de 2019 15:58

Los sistemas antimisiles Patriot resultaron particularmente caros para Arabia Saudí, pero han sido ineficaces ante drones “de bajo costo” de Yemen, afirma Reuters.

Un informe de la agencia británica de noticias Reuters, publicado el martes, asegura que los miles de millones de dólares gastados por Riad en equipos militares occidentales de vanguardia no han podido neutralizar ataques con drones de bajo costo y misiles de crucero que han paralizado la gigantesca industria petrolera de Arabia Saudí.

Los ataques con 10 aeronaves no tripuladas (drones), perpetrados el pasado sábado, por el Ejército yemení, respaldado por el movimiento popular Ansarolá, contra dos instalaciones petroleras en Buqayq y Khurais, de la compañía Aramco, en el este de Arabia Saudí, que se realizó en represalia por las ofensivas de Riad y sus aliados contra Yemen, según el informe, puso de relieve “lo mal preparado” que está Riad para defenderse.

LEER MÁS: Drones yemeníes reducen a la mitad producción del crudo saudí

LEER MÁS: ‘Suspensión de mitad de producción petrolera saudí durará un mes’

Como avanza Reuters, el principal sistema de defensa aérea del reino árabe, posicionado principalmente para defender las principales ciudades e instalaciones de Riad, ha sido durante mucho tiempo los sistemas antimisiles Patriot que Washington vendió a Arabia Saudí.

¿Dónde están los sistemas de defensa aérea y el armamento de Estados Unidos por el cual gastamos miles de millones de dólares para proteger el reino y sus instalaciones petroleras?”, cuestiona un analista de seguridad saudí, en condición de anonimato.

 

“¿Dónde están los sistemas de defensa aérea y el armamento de Estados Unidos por el cual gastamos miles de millones de dólares para proteger el reino y sus instalaciones petroleras?”, cuestiona un analista de seguridad saudí, en condición de anonimato, citado por el medio británico.

Añade que si las fuerzas yemeníes lanzaron con tanta precisión el ataque, lo que, a su juicio, supone un “cambio de juego”, “también pueden golpear las plantas de desalinización y más objetivos”, de Arabia Saudí.

La nota sostiene que los drones y misiles de crucero vuelan más lentamente y a altitudes más bajas, por lo que son difíciles de detectar para los Patriots norteamericanos en el tiempo adecuado para interceptarlos.

“Los drones son un gran desafío para Arabia Saudí porque a menudo vuelan por debajo de los radares y tienen largas fronteras con Yemen e Irak, el reino es muy vulnerable”, asevera, por su parte, un alto funcionario árabe, citado por Reuters.

El ataque yemení del sábado provocó grandes explosiones y una amplia destrucción en las instalaciones petroleras saudíes. El régimen de Riad reconoció que esta certera ofensiva redujo drásticamente su producción de crudo, precisando que la acometida interrumpió la producción petrolera de 5,7 millones de barriles diarios, una cifra que equivale a casi el 50 % de la producción total de Aramco.

Esto mientras que las violentas agresiones saudíes contra Yemen, en muchas ocasiones perpetradas con aeronaves y bombas fabricadas en Estados Unidos y otros países occidentales han dejado más de 140 000 yemeníes muertos y heridos. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) calcula que, si la guerra no se detiene, la cifra de víctimas mortales llegará a 500 000 para finales del año 2020.

mtk/ctl/rba

Comentarios