• El príncipe heredero de Arabia Saudí, Muhamad bin Salman Al Saud, asiste a una ceremonia en Riad, la capital, 28 de enero de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 8 de febrero de 2019 2:55
Actualizada: viernes, 8 de febrero de 2019 5:09

Un nuevo informe revela que el príncipe heredero saudí dijo en 2017 que usaría “una bala” contra Jamal Khashoggi, si este no dejaba de criticar a la monarquía.

El diario norteamericano The New York Times, citando a antiguos y actuales funcionarios estadounidenses y extranjeros conocedores de los informes de inteligencia relativos al caso Khashoggi, señaló el jueves que el príncipe heredero Muhamad bin Salman Al Saud había abordado la situación del periodista saudí en una conversación mantenida con un asistente identificado como Turki Aldakhil en septiembre de 2017.

En dicha conversación que, según el documento fue interceptada por las agencias de espionaje de Estados Unidos, el príncipe heredero resaltó que, si no se podía convencer a Khashoggi para que regresara a Arabia Saudí, había que llevarlo de vuelta a la fuerza. Es más, aseguró que, de no llegarse a cumplir el objetivo, él personalmente iría tras el periodista “con una bala”.

El columnista de The Washington Post, un crítico de la monarquía saudí, residía en EE.UU. y fue asesinado en octubre de 2018 en el consulado saudí en Estambul (Turquía).

 

Varios analistas citados por el periódico creen que no habría que interpretar la frase de Bin Salman al pie de la letra, pero sí como “una metáfora para enfatizar su intención de matar al periodista, si él no regresaba a Arabia Saudí”.

Ayer jueves también Agnes Callamard, la relatora especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que encabeza las investigaciones sobre el asesinato de Khashoggi, anunció en un comunicado que tiene “pruebas” de que el asesinato del periodista fue ordenado por funcionarios saudíes.

Después de surgir evidencias de que el asesinato fue cometido por un equipo de saudíes enviado desde Riad, las fuentes policiales turcas no descartaron que la orden directa para segar la vida de Khashoggi hubiera venido del príncipe heredero saudí responsable también de la agresión a Yemen, y del “secuestro” del premier libanés, Saad Hariri, en 2017.

fdd/ctl/fmd/rba

Comentarios