• Víctimas del ataque aéreo de EE.UU. en la provincia de Kunduz, 23 de marzo de 2019.
Publicada: domingo, 24 de marzo de 2019 10:04

Al menos 14 civiles, en su mayoría mujeres y niños, han perdido la vida en ataques aéreos de EE.UU. en la provincia de Kunduz, en el norte de Afganistán.

Los bombardeos tuvieron lugar el sábado en las zonas residenciales de la aldea de Taluka, a unos ocho kilómetros de la capital provincial, donde en los últimos días se produjeron enfrentamientos con los miembros del grupo armado Talibán.

Según las declaraciones de un residente de Kunduz, citadas por la cadena Tolonews, un avión sobrevoló, atacó el área y martirizó a los miembros de una familia. Además, varias personas resultaron heridas en estos ataques.

“Las fuerzas solo atacaron a civiles, queremos saber por qué se dirigen a las personas comunes si ya conocen el lugar de escondite de los talibanes”, denunció otro residente.

Una portavoz del Ejército estadounidense confirmó los ataques aéreos del sábado, pero culpó a Talibán por la muerte de civiles.

Las fuerzas solo atacaron a civiles, queremos saber por qué se dirigen a las personas comunes si ya conocen el lugar de escondite de los talibanes”, denunció un residente de Kunduz tras un ataque aéreo de EE.UU. en esta localidad.

 

“Los talibanes se escondían en hogares de civiles y maniobraban dentro y fuera de los complejos sin preocuparse por las familias que viven en el interior”, aseveró la portavoz Debra Richardson.

La intervención militar de 2001 de la Organización del Tratado Atlántico Norte (OTAN), encabezada por EE.UU., tenía supuestamente como objetivo derrocar al grupo Talibán, “luchar” contra los terroristas e intensificar la lucha antidroga, pero no ha hecho sino agravar la situación de Afganistán, donde la banda takfirí EIIL (Daesh, en árabe) se está organizando y los talibanes están resurgiendo.

Aunque las autoridades afganas han llamado a prevenir y evitar esas bajas entre la población en las operaciones contra Talibán, un informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), publicado en febrero de este año, muestra que un número récord de civiles murieron en 2018 en esa nación.

Conforme al reporte, las principales causas del aumento de las víctimas civiles se debieron a “un repunte” de los ataques suicidas perpetrados por Talibán y la banda terrorista Daesh, así como al aumento de los bombardeos de EE.UU. en el país asiático.

tmv/ktg/hnb

Comentarios