• Soldados estadounidenses lanzan un ataque de obús contra una base en el distrito de Panjwai, en la provincia de Kandahar, al sur de Afganistán, el 12 de junio de 2011.
Publicada: martes, 1 de noviembre de 2016 10:25

La CPI expresó su disposición para abrir una investigación acerca de los crímenes de EE.UU. en Afganistán que podría provocar una colisión con Washington.

"La oficina del fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI) está dispuesta a iniciar una investigación completa sobre una serie de posibles crímenes de guerra y contra la humanidad en Afganistán, incluidos los cometidos por personal de EE.UU.", afirmó el lunes la revista Foreign Policy, citando a varias fuentes bien informadas.

De igual modo, remarcó que se trata de la primera vez que la CPI lleva a cabo una investigación formal sobre las acciones de Estados Unidos, por lo cual podría conducir a 'una posible colisión con Washington'.

La medida de la Corte Penal Internacional (CPI) sería la primera investigación formal de la CPI que estudiaría las acciones de Estados Unidos y establecería una posible colisión con Washington", afirmó la revista Foreign Policy.

La fiscal jefa de la CPI, Fatou Bensouda, prosiguió la nota, tratará de poner en marcha una investigación en las próximas semanas, más probablemente después de las elecciones presidenciales de EE.UU., pero antes de fin de año. Bensouda estudiará, entre otros temas, el ataque de las fuerzas estadounidenses contra una instalación de Médicos Sin Fronteras (MSF) en la ciudad afgana de Kunduz que costó la vida de decenas de personas, agregó el texto.

Una pancarta con las imágenes de las víctimas del ataque contra un hospital civil en Kunduz, norte de Afganistán.

 

De acuerdo con Foreign Policy, los funcionarios norteamericanos se sienten muy ‘preocupados’ por la mencionada iniciativa de la Corte Internacional y han visitado recientemente La Haya, la sede de la CPI, para discutir ese tema.

Por otra parte, la nota remarcó algunas dificultades para la CPI en su camino de investigación sobre EE.UU., entre ellas, para acusar a los estadounidenses de crímenes de guerra, Bensouda tendría que demostrar la existencia de un vínculo entre el conflicto en Afganistán y las políticas de detención de Washington, lo que puede resultar difícil, según la publicación.

"Sin embargo, la disposición de la Fiscalía para abrir una investigación representa un duro revés para el Gobierno del presidente Barack Obama, que ha intentado varias veces desalentar la puesta en marcha de una investigación en Afganistán e incluso evitar que la CPI mencionara posibles crímenes estadounidenses", indicó.

Según las cifras de la Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA, en inglés), los ataques perpetrados por Estados Unidos en este país centroasiático desde 2001 hasta 2014 acabaron con la vida de unos 100 mil afganos y paquistaníes.

bhr/rha/rba

Comentarios