• Un dron espía modelo Scan Eagle de fabricación estadounidense.
Publicada: martes, 7 de diciembre de 2021 21:47
Actualizada: miércoles, 8 de diciembre de 2021 2:54

La defensa aérea de Yemen derriba un dron espía de fabricación estadounidense en el espacio aéreo de la provincia de Marib (centro-oeste).

Con un arma adecuada, las defensas aéreas del Ejército yemení han logrado derribar un avión no tripulado (dron) espía estadounidense Scan Eagle, ha informado el portavoz de la institución castrense, el teniente general Yahya Sari, a través de Twitter.

En este sentido, el alto militar ha especificado que la operación se ha ejecutado cuando el dron enemigo “realizaba acciones hostiles en el espacio aéreo de la zona de Al-Yuba en la provincia de Marib”.

Es el segundo avión no tripulado de este tipo que ha sido derribado en esta semana. El sábado, las defensas aéreas yemeníes destruyeron un Scan Eagle estadounidense en la misma región.

 

El Ejército yemení ha derribado los drones espías estadounidenses mientras avanza cada vez más hacia los últimos reductos en Marib de las fuerzas leales al expresidente fugitivo yemení Abdu Rabu Mansur Hadi, apoyado por Arabia Saudí.

En este contexto, las fuerzas yemeníes recuperaron el control de nuevas aéreas en el distrito de Wadi Ubaida, último baluarte de los leales al exmandatario de Yemen, ubicado al este de la homónima ciudad de Marib, tal y como informó el martes el Portal de Noticias de Yemen (YNP, por sus siglas en inglés).

Anteriormente, el presidente del Consejo Político Supremo yemení, Mahdi al-Mashat, informó que 14 ciudades de tal provincia habían regresado prácticamente a los brazos de su patria y solo quedaban dos ciudades. Además, enfatizó que la toma de Marib se considera un paso positivo en interés de la “paz y la seguridad” de todo Yemen.

La reconquista de Marib asestará un duro golpe a la llamada coalición, liderada por Riad, ya que utilizan esta provincia como un muro para bloquear los avances del Ejército yemení y de los combatientes del movimiento popular Ansarolá hacia las provincias de Hadramaut (sureste) y Shabwa (este), ricas en petróleo. Con todo, las fuerzas yemeníes han prometido una y otra vez la recuperación de todo su territorio.

mdh/ncl/rba