• Ejército de Yemen derriba un dron espía estadounidense.
Publicada: lunes, 21 de junio de 2021 22:48
Actualizada: martes, 22 de junio de 2021 1:06

El Ejército de Yemen informa del derribo de un avión no tripulado (dron) espía de Estados Unidos en la provincia de Marib (centro-oeste).

“Gracias a Dios, hace poco, las defensas aéreas lograron derribar un avión espía estadounidense (Scan Eagle) con un misil tierra-aire”, ha informado este martes el portavoz de las Fuerzas Armadas yemeníes, el teniente general Yahya Sari.

Conforme ha detallado Sari, el avión no tripulado fue derribado mientras sobrevolaba la región de Al-Mashjah en la localidad de Sarwah, sita en la provincia de Marib.

El Ejército yemení ya había derribado el domingo otro Scan Eagle estadounidense en la misma provincia de Marib, en el marco de su determinación a “proteger el espacio aéreo” del país y “contrarrestar los actos hostiles” de los agresores, según subrayó en aquel entonces el general Sari.

¿Qué pasa en Marib?

Los combates siguen sin parar entre las fuerzas yemeníes y los mercenarios de Arabia Saudí y las tropas leales al expresidente fugitivo Abdu Rabu Mansur Hadi en la ciudad estratégica de Marib.

El ritmo de los avances del Ejército yemení ha sido tan acelerado que ya está cada vez más cerca de cantar victoria en Marib, el último bastión de las fuerzas respaldadas por Arabia Saudí en el norte de Yemen.

Marib está rodeado por otras cinco gobernaciones: Al-Jawf al norte, Saná al oeste, Al-Bayda y Shabwa al sur y Hadramawt al este. Esa situación geográfica, junto al hecho de que la provincia yemení posee amplias reservas de petróleo y gas hacen de Marib una gobernación estratégica y muy codiciada en la guerra de Yemen.

Mientras tanto, Yemen denuncia el papel de EE.UU. en prolongar el conflicto en este país con su apoyo a los agresores de Arabia Saudí y sus aliados, en Marib incluido.

En abril pasado, el Ministerio del Interior de Yemen informó que había podido acceder a comunicaciones y datos que ponen al descubierto contactos y cooperación entre EE.UU. y Al-Qaeda en su país.

De hecho, los servicios de inteligencia vinculados a la referida Cartera yemení revelaron que algunos de los mercenarios extranjeros de Al-Qaeda, que luchan contra el Ejército yemení y el movimiento popular Ansarolá, mantienen contactos directos con Washington.

tqi/ctl/hnb