• El secretario general de la Yihad Islámica de Palestina, Ziad al-Najala (izda.) en una entrevista con la cadena yemení Al Masirah, 6 de abril de 2021.
Publicada: miércoles, 7 de abril de 2021 5:49

El movimiento de la Yihad Islámica de Palestina denuncia que la agresión saudí contra Yemen promueve los planes del régimen israelí en la región de Asia Occidental.

En unas declaraciones ofrecidas el martes a la cadena estatal yemení de televisión Al Masirah, el secretario general de la Yihad Islámica de Palestina, Ziad al-Najala, elogió la firmeza y los logros del pueblo yemení frente a los agresores de la llamada coalición liderada por Riad contra Yemen.

Al-Najala consideró que la guerra en Yemen carece de legitimidad y no tiene ninguna justificación y condenó los crímenes ocurridos contra el pueblo yemení durante los últimos seis años. Asimismo, dijo que esta agresión es parte del plan de EE.UU. y su aliado israelí para dividir a los países árabes.

De hecho, afirmó que “detrás de la agresión a Yemen se encuentra Estados Unidos con el objetivo de destruir [el país árabe] y promover el proyecto sionista”.

No obstante, dijo que el pueblo yemení ha podido repeler estos planes, mientras que ningún país árabe mostró su solidaridad con esta nación.

 

El alto cargo palestino subrayó en este sentido que “Yemen es el gemelo de Palestina en resistencia y estabilidad”, ya que, explicó, Palestina también quedó sola a la sombra del asedio y el pueblo yemení es el que siempre apoya a la causa palestina.

En otra parte de sus declaraciones, Al-Najala se refirió a la enemistad del Occidente con Irán y consideró que la razón de esto es que Irán se opone al plan sionista y apoya al pueblo palestino, además de que proporciona un modelo de solidaridad con los pueblos débiles y oprimidos de la región.

La agresión contra Yemen comenzó en marzo de 2015, con el inicio de una campaña de bombarderos y bloqueo de Arabia Saudí y sus aliados, bajo el pretexto de restaurar en el poder al fugitivo expresidente yemení Abdu Rabu Mansur Hadi.

Pese a las advertencias de las autoridades yemeníes y varios organismos pro derechos humanos sobre la crítica situación humanitaria en el país árabe, el régimen de los Al Saud, lejos de poner fin a su brutal agresión, ha intensificado recientemente sus bombardeos y su bloqueo contra este país, con el apoyo que le brinda el Occidente.

Ante tal situación, el Ejército de Yemen, apoyado por las fuerzas del movimiento popular yemení Ansarolá, ha intensificado sus operaciones contra Arabia Saudí y sus aliados, tanto en el territorio saudí como en los territorios ocupados por los mercenarios de la monarquía árabe, y ha logrado grandes avances.

nkh/hnb