• El portavoz del Ejército de Yemen, el teniente general Yahya Sari, ofrece una rueda de prensa.
Publicada: viernes, 10 de julio de 2020 8:13
Actualizada: viernes, 10 de julio de 2020 9:39

El Ejército yemení denuncia ataques lanzados por Arabia Saudí y sus aliados contra buques civiles que llegaban al país y promete respuesta.

La coalición militar que lidera Arabia Saudí contra Yemen anunció el jueves la destrucción de dos buques que iban a recibir el movimiento popular yemení Ansarolá en las inmediaciones del puerto yemení de Salif, en el mar Rojo, al considerarlos “una amenaza inminente” a otras embarcaciones y a “la seguridad regional e internacional”.

El portavoz del Ejército de Yemen, el teniente general Yahya Sari, consideró la destrucción de las embarcaciones civiles por Riad “un crimen” y “una violación grande y flagrante” a los acuerdos de Estocolmo, que fueron firmados en diciembre de 2018, por Ansarolá y los milicianos afines al expresidente fugitivo, Abdu Rabu Mansur Hadi, respaldados por Riad, para garantizar la paz en todo el país.

De igual modo, afirmó la misma jordana del jueves que la Armada y la Defensa costera de Yemen no se quedarán con los brazos cruzados ante los crímenes, las provocaciones y las violaciones que comete Arabia Saudí, con el aval de EE.UU. y sus aliados, el Reino Unido, en concreto, según recoge la televisión estatal Al Masirah.

Sari hizo notar que Arabia Saudí y sus aliados tratan de cubrir los crímenes que cometen en Yemen a través de ejercer el bloqueo naval e interrumpir la libre circulación en los puertos de Salif y Al-Hudayda, ambos ubicados en el oeste de Yemen.

 

Ante tal coyuntura, Sari pidió a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que “se ha convertido en defensor de la agresión y el bloqueo”, de acuerdo con el militar, que asuma la responsabilidad ante la agresión saudí y las violaciones que comete Arabia Saudí respecto a la nación yemení.

Desde el inicio de la agresión saudí a Yemen en 2015, y el posterior bloqueo aéreo, terrestre y naval al país más pobre del mundo árabe un año después, la ONU no hizo nada para frenar el conflicto que castiga a toda la nación yemení, entre ellos los niños, ni intentó frenar la venta de armas a la adinerada monarquía saudí por países como EE.UU. y el Reino Unido.

El férreo bloqueo, que según Riad se realiza para presionar a Ansarolá, mata cada 10 minutos a un niño yemení menor de cinco años, según el Ministerio de Salud del Gobierno de Salvación Nacional de Yemen.

ask/ktg/tqi/mjs