• Yemen bombardea con misiles ‘objetivos sensibles’ en capital saudí
Publicada: domingo, 29 de marzo de 2020 14:14
Actualizada: domingo, 29 de marzo de 2020 21:54

El Ejército yemení y las fuerzas populares de Ansarolá han llevado a cabo un masivo ataque con misiles contra Riad y varias otras zonas en Arabia Saudí.

A través de un comunicado, el portavoz del Ejército yemení, el teniente general Yahya Sari, ha confirmado este domingo que las Fuerzas Armadas, en respuesta a la escalada de la agresión militar de Arabia Saudí y sus aliados durante los últimos días, han llevado a cabo “la operación cualitativa más grande desde el inicio del sexto año (de la guerra) apuntando a la profundidad del enemigo saudí”.

“La operación militar conjunta de la unidad misilística y la Fuerza Aérea ha apuntado a varios objetivos sensibles en la capital del enemigo saudí, Riad, con misiles Zolfaqar y varios aviones no tripulados (drones) tipo Samad-3, ha anunciado Sari.

Además de la capital, el portavoz yemení ha indicado que las fuerzas yemeníes han bombardeado “objetivos económicos y militares en Jizan, Najran y Asir, con una gran cantidad de misiles Badr” y con aviones no tripulados Qasif 2K.

“Prometemos al régimen saudí operaciones dolorosas si continúa su agresión y bloqueo a nuestro país”, ha advertido.

 

Sari ha aclarado que las fuerzas armadas revelarán los detalles de esta operación militar en los próximos días.

Durante un discurso ofrecido el jueves con ocasión del quinto año de la ofensiva militar saudí contra Yemen, el líder del movimiento popular yemení (Ansarolá), Abdulmalik al-Houthi, advirtió que la continuación de la guerra solo les traerá “más fracasos” a los agresores.

Pese a cinco años de guerra, Yemen ha podido resistir y desarrollar sus capacidades militares de manera que ya es capaz de disuadir la agresión saudí, responder a sus crímenes y atacar los objetivos militares y vitales de Arabia Saudí y sus aliados.

Esta guerra cumplió el jueves cinco años mientras que los ataques saudíes, en muchas ocasiones perpetrados con aeronaves y bombas fabricadas en países occidentales, han dejado más de 100 000 yemeníes muertos, la mayoría de ellos civiles. Yemen insiste en que tales bombardeos son una respuesta al derramamiento de sangre del pueblo yemení.

tmv/rha/rba