• ‘Ansarolá ya tiene capacidad defensiva mayor ante agresión saudí’
Publicada: viernes, 24 de mayo de 2019 1:44

El movimiento popular yemení Ansarolá ya posee una capacidad militar y defensiva mayor ante los ataques brutales de Arabia Saudí y sus aliados.

“Se ve que su capacidad defensiva y militar es mucho mayor porque están utilizando una tecnología mucho mayor y una capacidad de impacto mucho más precisa”, señaló el jueves el analista Maximiliano Sbarbi Osuna sobre Ansarolá en una entrevista concedida a HispanTV.

Como prueba del poderío de Ansarolá, el analista ha mencionado el ataque del 14 de mayo del movimiento en cuestión con menos de siete aeronaves no tripuladas (drones) contra instalaciones vitales de Arabia Saudí en respuesta a la continua agresión de Riad y sus aliados contra su pueblo.

El Gobierno saudí reconoció por su parte que dos estaciones de bombeo de petróleo para el oleoducto este-oeste del reino han sido alcanzadas por cuadricópteros teledirigidos cargados de explosivos en las ciudades de Al-Duwadimi y Afif, en la provincia central de Riad. Los asaltos han provocado la caída de las bolsas de los países árabes del Golfo Pérsico, además de elevar el precio del petróleo.

Los saudíes, aseguró Osuna, no esperaban ese ataque ya que hasta entonces las fuerzas populares de Yemen solo podían disparar misiles desde su propio territorio y no utilizar la tecnología de drones con tan precisión en el corazón de la industria petrolera de Riad.

Se ve que su capacidad defensiva y militar es mucho mayor porque están utilizando una tecnología mucho mayor y una capacidad de impacto mucho más precisa”, señaló el analista Maximiliano Sbarbi Osuna sobre el movimiento popular yemení Ansarolá.

Riad y sus aliados están realizando una brutal agresión contra el país árabe con el fin de terminar con el mencionado movimiento, aunque este está luchando desde hace años por consolidarse legítimamente en Yemen, destacó Osuna.

El entrevistado sostuvo además que debido a la capacidad de los movimientos populares frente a la agresión liderada por Riad y apoyada por varias potencias occidentales, Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos (EAU) pueden llegar a cambiar su estrategia y empezar a negociar para salir de la crisis al ver que lo único que han hecho en Yemen es perjudicar a civiles.

La campaña saudí de bombardeos ha causado más de 60 000 muertos entre la población del país. Las Naciones Unidas (ONU) calculan que si la aludida guerra no se detiene, la cifra de muertos alcanzará los 233 000 para el final del año 2019.

Fuente: HispanTV Noticias

mtk/rha/tqi/mkh

Comentarios