• Milicias apoyadas por Arabia Saudí avanzan hacia la ciudad portuaria yemení de Al-Hudayda, 18 de junio de 2018.
Publicada: martes, 19 de junio de 2018 9:48
Actualizada: martes, 19 de junio de 2018 20:04

Las milicias leales al expresidente fugitivo yemení, Abdu Rabu Mansur Hadi, apoyadas por Riad y Abu Dabi, han entrado este martes en el aeropuerto de Al-Hudayda.

“Con la ayuda de las Fuerzas Armadas emiratíes (...) entraron en el aeropuerto de Al-Hudayda (en el oeste)”, estratégica ciudad portuaria que se encuentra desde 2014 en manos de las fuerzas yemeníes, ha informado la agencia oficial emiratí de noticias, WAM.

Este hecho ha tenido lugar tras una campaña de indiscriminados ataques aéreos contra dicha ciudad que, según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), ha desplazado hasta el momento a más de 25 000 personas, además de dejar un gran número de muertos y heridos.

“Han atacado el aeropuerto”, ha dicho una fuente militar a la agencia británica de noticias Reuters, mientras que hasta el momento, el Ejército yemení y el movimiento popular Ansarolá no han confirmado la información.

“Esta es la primera vez que se escuchaban los enfrentamientos con claridad. Podemos escuchar el sonido del fuego de artillería y de las ametralladoras”, ha asegurado un residente que pidió permanecer en el anonimato.

Con la ayuda de las Fuerzas Armadas emiratíes (las fuerzas leales al expresidente yemení) entraron en el aeropuerto de Al-Hudayda (en el oeste)”, informa la agencia oficial emiratí de noticias, WAM.

Ante tales agresiones, el portavoz del Ejército yemení, el general de brigada Sharaf Luqman, advirtió el lunes de que las fuerzas yemeníes, junto a las de Ansarolá, “se tragarán a todos los que participen en la agresión” contra la ciudad portuaria.

Las milicias leales a Mansur Hadi, respaldadas por Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos (EAU), lanzaron el asalto contra Al-Hudayda hace siete días, una agresión a gran escala que podría exacerbar lo que, conforme a la ONU, ya es la crisis humanitaria más urgente del mundo, con 22 millones de yemeníes dependientes de la ayuda y 8,4 millones al borde de la hambruna.

Se estima que 600 000 personas viven en Al-Hudayda y los alrededores, y en el peor de los escenarios, los ataques saudíes y emiratíes podrían dejar 250 000 muertos, ha precisado la ONU.

Arabia Saudí, junto con varias otras naciones árabes, lanzó en marzo de 2015 una campaña militar contra Yemen con el objetivo de restaurar en el poder a Mansur Hadi y hacer retroceder los avances de Ansarolá, que goza del apoyo del pueblo yemení.

Desde entonces, más de 10 000 yemeníes han sido asesinados por los bombardeos saudíes, en su mayoría civiles.

alg/anz/mjs/rba

Comentarios