• Combatientes del movimiento popular Ansarolá en la ciudad de Adén, en el sur de Yemen.
Publicada: viernes, 25 de diciembre de 2015 14:52

El Ejército yemení, secundado por los combatientes del movimiento popular Ansarolá, ha matado a un príncipe saudí durante enfrentamientos en la provincia de Marib, en el centro de Yemen.

El príncipe saudí Mohamad bin Mosaed bin Jalawi Al Saud, inspector general adjunto del régimen wahabí, perdió la vida el jueves en un ataque de las fuerzas yemeníes en la provincia de Marib, ha informado este viernes el portal web de noticias yemení Saada.

En el ataque, las fuerzas yemeníes destruyeron un coche blindado perteneciente al Ejército saudí y acabaron con la vida de varios soldados del régimen de los Al Saud en la localidad de Al-Mayzar, en Marib, añade la fuente.

Esta agrega que las tropas yemeníes han capturado, en operaciones realizadas en la norteña provincia de Al-Yauf, a unos 48 militares del Ejército de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), incluidos a nueve oficiales.

Por su parte, la agencia libanesa de noticias Al-Ahd ha anunciado hoy viernes que el Ejército yemení ha capturado en Al-Yauf a otros 130 efectivos, pertenecientes a las fuerzas leales al expresidente prófugo yemení Abdu Rabu Mansur Hadi.  

Soldados del Ejército yemení.


El jueves, los combatientes del movimiento popular Ansarolá y sus aliados dispararon varios misiles balísticos modelo Toshka, de fabricación rusa, contra la base aérea de Al-Anad, situada en la provincia suroccidental de Lahij, y mataron a un comandante sudanés, dos saudíes y un oficial de inteligencia emiratí.

El 26 de marzo, Arabia Saudí emprendió una campaña militar contra Yemen, sin el aval de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) pero con luz verde de EE.UU., en un intento por restaurar el poder del dimitido Mansur Hadi, un fiel aliado de Riad.

Conforme a las últimas estadísticas de la ONU, la guerra saudí en Yemen ha dejado ya, entre muertos y heridos, más de 32.000 víctimas, en su mayoría civiles.

mkh/mla/rba

Comentarios