• El ministro venezolano de Defensa, Vladimir Padrino.
Publicada: miércoles, 5 de enero de 2022 7:46

Autoridades venezolanas denunciaron acusaciones de Duque sobre grupos armados, señalando que la violencia en Colombia obliga a personas a huir hacia Venezuela.

“Pobladores de Arauquita, en Colombia, asediada por el terror y la violencia, se desplazan hacia territorio venezolano. Autoridades civiles y militares venezolanas proporcionan asistencia”, hizo hincapié el martes el ministro venezolano de Defensa, Vladimir Padrino.

En un mensaje emitido en Twitter junto a unas fotos, en las que se puede ver a varias personas cruzando el río Arauca, frontera entre los dos países, el ministro instó a la comunidad internacional a observar el conflicto en el municipio de Araquita “con visión humanitaria”.

Sus palabras se produjeron un día después de suceder unos enfrentamientos entre las disidencias de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) y del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en Arauca, en la línea limítrofe con Venezuela, por lo que el presidente de Colombia, Iván Duque, acusó el lunes al Gobierno venezolano, presidio por Nicolás Maduro, de dar “protección y resguardo” a los grupos violentos.

 

A su vez, el ministro de Asuntos Exteriores del país bolivariano, Félix Plasencia, denunció el mismo martes que el mandatario colombiano “pretende escurrir el bulto con su discurso vacío y sus falsos positivos de tradición”.

En este sentido, el ministro del Interior del país bolivariano, Remigio Ceballos, por su parte, rechazó, mediante un mensaje en Twitter, tales acusaciones, dejando claro que Caracas no acepta grupos armados, sino que está “en combate para reducir y apresar a los que ilegalmente nos agredan”.

Ante tal coyuntura, Padrino señaló que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), ha elevado su nivel de alerta ante los acontecimientos y desplegó en los municipios fronterizos con el departamento de Arauca.

La guerra entre disidencias de las FARC y la guerrilla del ELN por el control territorial en Arauca, donde se encuentra Arauquita, se ha recrudecido este año con una ola de violencia en la que al menos 23 personas perdieron la vida.

mdh/rba