• Un mercenario de origen estadounidense, detenido por autoridades venezolanas, tras haber sido frustrado su plan golpista de incursión militar sobre Venezuela.
Publicada: sábado, 8 de agosto de 2020 13:00
Actualizada: jueves, 13 de agosto de 2020 22:34

El fiscal general de Venezuela anuncia que dos exmilitares estadounidenses, involucrados en la fallida operación Gedeón, han sido condenados a 20 años de prisión.

Admitieron haber cometido delitos de conspiración, asociación, tráfico ilícito de armas de guerra y terrorismo, tipificados en el Código Penal”, declaró Tarek William Saab en un mensaje publicado el viernes en Twitter.

Saab identificó a los exmilitares estadounidenses como Luke Denmnan y Airan Berry, quienes habían participado en la referida operación contra el Gobierno de Nicolás Maduro.

El pasado 3 de mayo, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) frustró una invasión que un grupo de “mercenarios terroristas” intentó perpetrar desde Colombia a bordo de dos lanchas a través de la costa de La Guaira, la zona marítima más cercana a Caracas (la capital venezolana).

 

Berry y Denmnan se encontraban bajo arresto domiciliario y el dictamen en su contra se tomó en la primera audiencia preliminar en la que ambos fueron acusados de cometer graves delitos. “Luego de la anterior audiencia, admitieron su responsabilidad en los hechos”, agregó el fiscal general venezolano.

La incursión marítima, denominada “Operación Gedeón”, fue desmantelada cuando militares venezolanos detectaron una lancha que intentaba ingresar a Venezuela por el estado La Guaira (norte) con sujetos armados y se produjo un enfrentamiento en el que murieron ocho implicados.

Además, el Gobierno venezolano ha detenido a decenas de mercenarios involucrados en los hechos, muchos de los cuales han confesado haber recibido financiación desde Washington.

Han revelado también que su plan consistía en “secuestrar” y “asesinar” a altas autoridades y orquestar un golpe de Estado contra el Gobierno venezolano. En este contexto, Maduro aseguró que la iniciativa se lanzó por orden directa del presidente estadounidense, Donald Trump.

nlr/ctl/myd/mkh