• El expresidente del Gobierno español Luis Zapatero (izq.) y el presidente venezolano, Nicolás Maduro, en Caracas.
Publicada: sábado, 8 de febrero de 2020 18:25
Actualizada: sábado, 8 de febrero de 2020 18:46

El expresidente del Gobierno español Luis Zapatero se reúne con el presidente venezolano, Nicolás Maduro, cuyo proceso de diálogo con la oposición respalda.

En una reunión sorpresa mantenida el viernes en la sede presidencial el Palacio de Miraflores, en Caracas, capital venezolana, ambas partes ofrecieron un balance de la mesa de diálogo nacional y abordaron las medidas necesarias para conseguir dicho diálogo.

El mandatario venezolano, en relación con la visita de Zapatero, ha comentado en un mensaje escrito este sábado a través de su cuenta de Twitter“Importante visita del expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero, quien nos ha acompañado de manera decidida en este proceso de diálogo permanente que emprendimos los venezolanos para alcanzar la paz definitiva”.

En esta reunión también participaron la primera dama, Cilia Flores; la vicepresidenta Ejecutiva venezolana, Delcy Rodríguez, y el ministro para el Despacho de la Presidencia y Seguimiento de la Gestión de Gobierno, Jorge Márquez.

El propio Zapatero comenzó en 2016 una labor de mediación entre el Gobierno de Caracas y la oposición venezolana en la Mesa de Diálogo Nacional. Además, manifestó su respaldo a este plan durante su visita a Nueva York, EE.UU., en septiembre de 2019.

Esta cita, tuvo lugar después de que Maduro se reuniera con el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, quien también respaldó las “medidas políticas y diplomáticas” ante las sanciones y presiones de EE.UU.

La reunión también se produjo en medio de la polémica originada durante la visita del líder opositor venezolano Juan Guaidó a Madrid, capital española, en enero. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no se reunió con él, pero sí lo hizo la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya. Zapatero afirmó entonces que Sánchez había acertado al no recibir a Guaidó.

Guaidó se autoproclamó “presidente encargado” de Venezuela en enero de 2019 y de inmediato fue reconocido por EE.UU. y varios de sus aliados occidentales. Washington ha endurecido su campaña de presión contra el Gobierno de Maduro para derrocarlo, e incluso amenazó a la nación sudamericana con una intervención militar.

El Gobierno de Maduro acusa a Estados Unidos de organizar un golpe de Estado para colocar a Guaidó, un títere estadounidense, en el poder y apoderarse de los ricos recursos naturales de Venezuela.

myd/nii/