• Venezuela denuncia planes intervencionistas de EEUU en su contra
Publicada: lunes, 15 de abril de 2019 18:13
Actualizada: martes, 16 de abril de 2019 0:21

La vicepresidenta venezolana advierte de un “plan criminal” de EE.UU. y sus títeres regionales para agredir militarmente a la República Bolivariana.

“La comunidad internacional y sus órganos de legalidad multilateral deben saber que está en curso un criminal plan para agredir militarmente a Venezuela”, ha tuiteado este lunes Delcy Rodríguez, aseverando de complots urdidos por Washington para derrocar militarmente al Gobierno legítimo de Venezuela, presidido por Nicolás Maduro.

En este sentido, la titular venezolana ha calificado el reconocimiento de EE.UU. y sus lacayos regionales de la autoproclamación como presidente interino de la República Bolivariana por el dirigente opositor Juan Guaidó, de un “patético show” para “enmascarar la intervención de Venezuela por países imperiales”.

En otro comentario publicado en Twitter, Rodríguez ha denunciado asimismo el acompañamiento de los Gobiernos de Brasil y Colombia con la Administración estadounidense en su plan de golpe militar que busca orquestar en Venezuela.

“Funcionarios de EE.UU., Colombia y Brasil que complotan para desconocer la voluntad del pueblo de Venezuela mediante la violencia militar incurren en delitos de lesa humanidad y son responsables internacionalmente!”, ha aseverado la titular venezolana.

La comunidad internacional y sus órganos de legalidad multilateral deben saber que está en curso un criminal plan para agredir militarmente a Venezuela”, ha tuiteado la vicepresidenta venezolana Delcy Rodríguez.

 

Rodríguez ha anexado a este mensaje, un tuit del embajador venezolano ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Samuel Moncada, sobre las revelaciones hechas por el periodista de investigación estadounidense Max Blumenthal acerca de una reciente reunión secreta de funcionarios de EEUU, Colombia y Brasil para preparar una intervención militar en Venezuela.

El encuentro celebrado el 10 de abril fue organizado por el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS, por sus siglas en inglés) de EE.UU. y contó con la participación de varios funcionarios y militares estadounidenses, y de Sudamérica.

La situación en Venezuela se ha agravado por el conato de golpe de Estado de Guaidó, al que el Gobierno de Caracas tacha de ser “agente de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) de EE.UU.”.

La Administración estadounidense del presidente Donald Trump ha prestado un pleno apoyo al golpista Guaidó; intensificando las presiones financieras y diplomáticas contra Venezuela, ha lanzado una guerra mediática y psicológica para desanimar a los venezolanos y militares fieles a los valores de la Revolución Bolivariana; e incluso ha amenazado intervenir militarmente en Venezuela para derrocar a Maduro.

Las autoridades venezolanas denuncian que Washington busca formar un gobierno títere en su país, con miras a robar los abundantes recursos naturales de Venezuela, en especial, el petróleo. Pero, hasta la fecha Washington no ha logrado nada gracias al apoyo popular con el que cuenta Maduro, que salió ganador de las elecciones presidenciales del mayo de 2018 con una cifra récord de más del 68 % de los votos.

mnz/sjy/fdd/rba

Comentarios