• No se cumplen sueños de golpistas en Venezuela: Carmona y Guaidó
Publicada: domingo, 14 de abril de 2019 10:56

Una huelga general en Caracas el 11 de abril de 2002 fue el preámbulo de un golpe de Estado contra el presidente democráticamente elegido Hugo Chávez.

Los golpistas tomaron el Palacio de Miraflores, sede presidencial, y su líder, Pedro Carmona, se autoproclamó “presidente interino” de Venezuela, quien, a su vez, disolvió la Asamblea Nacional, la Corte Suprema y anuló la Constitución del país suramericano.

Sin embargo, su “liderazgo” solo duró 3 días gracias al apoyo que mostraron los venezolanos a la democracia y a su presidente electo Chávez, quien volvió a presidir Venezuela.

Después de 17 años, aparece otro golpista en Venezuela con la misión de derrocar a otro presidente democráticamente elegido: Nicolás Maduro. Juan Guaidó se autoproclama “presidente interino”, esperando tomar Miraflores como lo hizo Carmona.

Guaidó ha tenido menos suerte que Carmona, quien por lo menos pudo llegar a Miraflores, aunque por un poco tiempo, pero transcurridos unos meses, Guaidó y su patrocinador EE.UU. aún no han alcanzado su objetivo.

 

zss/ctl/hnb

Comentarios