• El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ofrece una rueda de prensa a medios internacionales, 25 de enero de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 25 de enero de 2019 17:08
Actualizada: viernes, 25 de enero de 2019 20:19

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha afirmado que su país está derrotando un golpe de Estado que busca imponer un “gobierno títere” de EE.UU.

“Estamos desmontando un golpe de Estado que pretende interrumpir la vida política de Venezuela y establecer un gobierno títere de Estados Unidos”, ha dicho el mandatario en una rueda de prensa celebrada este viernes en el palacio presidencial, en Caracas (capital).

La oposición, ha alertado Maduro, busca imponer el modelo de intervención que se pretende desde Washington, pero en todo el mundo hay una ola de rechazo a la jornada golpista del miércoles y a la Administración del presidente de EE.UU., Donald Trump.

Algunos medios de comunicación internacionales, ha añadido, solo transmiten las imágenes y videos “que ellos quieren que vean”, mientras que “las fuerzas chavistas y bolivarianas son invisibles”.

El cargo de presidente de Venezuela es un puesto elegido por el pueblo y por la soberanía popular, tal como estipula el Artículo 5 de la Constitución venezolana: “La soberanía reside en el pueblo”, ha recordado por otra parte el mandatario.

Maduro ha criticado además a los Gobiernos de EE.UU. y España, recordando su respaldo al fallido golpe de Estado de 2002, y ha estimado que hoy repiten un guion “con retoques decadentes”.

Estamos desmontando un golpe de Estado que pretende interrumpir la vida política de Venezuela y establecer un gobierno títere de Estados Unidos”, ha dicho el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en una rueda de prensa celebrada en el palacio presidencial, en Caracas (capital).

 

Abierto al diálogo

Al ser preguntado sobre la posibilidad de diálogo con la derecha, el presidente venezolano ha asegurado que “con la oposición siempre ha habido y hay canales de comunicación, promovidos por nosotros (…) en todas las circunstancias”.

El jefe de Estado ha expresado de modo general su disposición a sentarse a la mesa de diálogo con los líderes opositores, incluido el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó.

“Estoy comprometido con el diálogo nacional. Hoy mañana y siempre estaré comprometido y listo para ir donde haya que ir. Yo, personalmente, si tengo que ir a encontrarme con este muchacho (...) voy”, ha dicho.

Relaciones con EE.UU.

En cuanto a los diplomáticos estadounidenses, el presidente de Venezuela ha insistido en que deben abandonar el territorio de la República Bolivariana en la fecha fijada por Caracas al cortar lazos con Washington por su papel en la actual crisis.

Pese a la firmeza mostrada frente a las autoridades norteamericanas, Maduro ha expresado su afecto al “amable” pueblo de EE.UU., no sin insistir en su oposición al imperialismo del Gobierno del presidente Donald Trump. “EE.UU. es más grande que Trump”, ha apuntado aun así.

En contraste con la actitud estadounidense, el presidente de Venezuela ha celebrado el apoyo total al Gobierno de Venezuela frente a las injerencias extranjeras manifestado por su homólogo ruso, Vladímir Putin.

En todo caso, Maduro ha recordado que la Presidencia de Venezuela es determinada de manera directa por el pueblo, en un proceso observado y ratificado por organizaciones internacionales.

Pese a plena legalidad del proceso electoral venezolano, el Gobierno de EE.UU. se adelantó para provocar la situación actual declarando que no reconocía ninguna elección que se celebrara en Venezuela, ha explicado el mandatario.

Reunión del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Venezuela

En otro momento de la conferencia, Maduro ha abordado la convocación por el secretario de Estado de EE.UU., Michael ‘Mike’ Pompeo, de una reunión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) para abordar la situación de Venezuela.

Los estadounidenses, ha denunciado el mandatario, “le querían negar la visa” al canciller venezolano, Jorge Arreaza, a fin de que no pudiera viajar a EE.UU. para participar en la sesión y defender a Venezuela.

El presidente Maduro ha anunciado que está dispuesto a desplazarse personalmente a Estados Unidos para asistir a dicha reunión.

El miércoles, Guaidó se proclamó “presidente encargado” del país con apoyo del presidente de EE.UU., Donald Trump, para forzar la salida de la jefatura del Estado de Maduro.

Este ha asegurado, sin embargo, que el pueblo venezolano no aceptará que “imperio alguno” le imponga Gobiernos por vías extraconstitucionales. 

snz/mla/tmv/rba

Comentarios