• El embajador de Venezuela ante la ONU, Rafael Ramírez
Publicada: miércoles, 1 de abril de 2015 1:28

El Gobierno venezolano denunciará a EE.UU. ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) por el decreto ejecutivo en el que este declara a Caracas como una amenaza para su seguridad, según afirmó el martes Rafael Ramírez, embajador de Venezuela ante la entidad internacional.

“La mayoría de los países están hartos de estas decisiones". “Vamos a hacer una jornada extensa de denuncia por la agresión de la que es objeto nuestro país, explicaremos nuestras razones y presentaremos la solicitud que junto a otros países del mundo hacemos al presidente (Barack) Obama, de que derogue el decreto contra Venezuela”.

En una entrevista exclusiva con la cadena venezolana de noticias 'teleSUR', Ramírez declaró que el Gobierno venezolano, para demostrar la ilegalidad de la medida estadounidense, tiene previsto presentar ante la ONU el respaldo obtenido de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), y la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) y pedir la derogación de tal decreto.

“La mayoría de los países están hartos de estas decisiones". “Vamos a hacer una jornada extensa de denuncia por la agresión de la que es objeto nuestro país, explicaremos nuestras razones y presentaremos la solicitud que junto a otros países del mundo hacemos al presidente (Barack) Obama, de que derogue el decreto contra Venezuela”, señaló.

Asimismo, resaltó el apoyo que ha obtenido Caracas por parte de la comunidad internacional en su reclamo para la derogación de tal decreto contra la nación venezolana.

En la comunidad internacional existe "una reacción de indignación, extrañeza, de rechazo de las medidas. Todos estos comunicados coinciden en pedirle al gobierno del presidente Obama que derogue el decreto que de manera ilegal ha emitido y que viola todos los principios de la carta de las Naciones y lo establecido en el derecho internacional".

En la comunidad internacional existe "una reacción de indignación, extrañeza, de rechazo de las medidas. Todos estos comunicados coinciden en pedirle al gobierno del presidente Obama que derogue el decreto que de manera ilegal ha emitido y que viola todos los principios de la carta de las Naciones y lo establecido en el derecho internacional", aseveró.

El 9 de marzo, el presidente Barack Obama emitió una orden ejecutiva que declara al Gobierno venezolano “una amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional y política exterior de Estados Unidos”, además de sancionar a otros siete funcionarios del país sudamericano.

El origen de esta discrepancia se halla en las manifestaciones antigubernamentales de febrero de 2014 en Venezuela, las cuales, según el presidente venezolano, Nicolás Maduro, fueron orquestadas por la ultraderecha —con apoyo del extranjero, en particular Estados Unidos—, y cuyo objetivo era incitar un golpe de Estado contra su legítimo Gobierno.

Las autoridades de varios países y diferentes movimientos y organizaciones regionales han repudiado enérgicamente la iniciativa intervencionista estadounidense.

tmv/nii/