• El comediante ucraniano Vladimir Zelenski (dcha.) y el actual líder del país, Petro Poroshenko.
Publicada: lunes, 1 de abril de 2019 5:09
Actualizada: domingo, 21 de abril de 2019 6:34

El comediante ucraniano Vladimir Zelenski y el actual líder del país disputarían una segunda vuelta de las presidenciales de Ucrania, según sondeos a pie de urna.

De acuerdo con los primeros indicios de la compañía TSN, entre otras encuestas, sobre los resultados de las elecciones de ayer domingo en Ucrania, Zelenski logró el 30,1 % de los votos, mientras el actual presidente del país, Petro Poroshenko, obtuvo el 18,5 %, lo que haría que los dos candidatos vayan a una segunda vuelta prevista para el 21 de abril. Para ganar en la primera vuelta, un candidato debe asegurarse el apoyo de más de la mitad del electorado.

En tercer lugar, se ubicó la ex primera ministra Yulia Timoshenko, quien se quedó una vez más a las puertas con un resultado del 14 % de los sufragios. Timoshenko ya ha rechazado reconocer los resultados de los indicios a boca de urna como algo “deshonesto y manipulador”.

Zelenski habría salido de los comicios como el favorito, si bien la máquina financiera y organizativa presidencial al servicio de Poroshenko podría cambiar los pronósticos, según consideran varios analistas.

No obstante, los resultado de un sondeo, realizado por el Instituto Internacional de Sociología de Kiev, indicó a finales de 2018 que el mandatario ucraniano no tiene posibilidades de ganar las elecciones de 2019.

Zelenski ya ha agradecido a los ucranianos por haberle ayudado “no de broma”, si bien ha anunciado que no organizaría protestas masivas si el pueblo del país eligiera a otro candidato.

“No voy a librar una guerra contra la sociedad, no reuniré protestas (…) ni me armaré tiendas para protegerme si los ucranianos no me apoyan”, ha dicho.

Un 45,11 % de los votantes participó en las elecciones del domingo para elegir entre los 39 candidatos que se disputaban, según ha dado a saber la Comisión Electoral Central (CEC).

La elección ha sido manchada por acusaciones de fraude y compra de votos, que podrían hacer que los candidatos rechacen los resultados. No obstante, la CEC ha negado que hubiese irregularidades importantes. 

tqi/rha/mjs

Comentarios