• Peregrinos inician los rituales de Hach, La Meca, 29 de julio de 2020. (Foto: Reuters)
Publicada: jueves, 30 de julio de 2020 10:11
Actualizada: sábado, 1 de agosto de 2020 21:56

La peregrinación del Hach se inició en la ciudad santa de la Meca con restricciones sanitarias, adoptadas por el brote del coronavirus, causante de la COVID-19.

Los fieles musulmanes seleccionados para el Hach empezaron el miércoles la gran peregrinación a La Meca, en un formato restringido a causa de la pandemia que los obliga a guardar una cuarentena antes y después.

En pequeños grupos con mascarillas, cada uno con un guía, los fieles dieron siete vueltas a la Kabaa, ubicada en el centro de la Mezquita Al-Haram (la Gran Mezquita), la más importante y más grande del mundo.

Luego hicieron siete veces el camino entre Safa y Marwa, dos rocas cerca de la Kabaa, siguiendo los pasos de Hayar, la esposa del profeta Abraham.

Un peregrino musulmán con mascarilla toma su temperatura. 29 de julio de 2020

 

Un empleado saudí ofrece alcohol en gel a un peregrino. 29 de julio de 2020. (Foto: AFP)

 

Los peregrinos acudieron posteriormente a Mina, a cinco kilómetros al este de la Gran Mezquita, para pasar la noche y luego celebrar una jornada de rezo e invocaciones sobre el monte Arafat, la culminación del Hach.

El Hach es uno de los cinco pilares del islam, que todos los fieles deben cumplir al menos una vez en la vida si tiene los medios para ello.

Debido a la pandemia de la COVID-19, los peregrinos no pueden tocar la Kaaba, advirtieron las autoridades, que indicaron que se desplegarán clínicas móviles y ambulancias sobre el terreno.

ask/lvs/krd/mjs