• El presidente de Irán, Hasan Rohani.
Publicada: lunes, 25 de marzo de 2019 17:54
Actualizada: lunes, 8 de abril de 2019 9:26

El presidente iraní pone en alerta a todos los gobernadores generelas y de distritos en todas las provincias en medio de inundaciones registradas en el país.

Hasan Rohani ha emitido la orden este lunes y también ha pedido a los funcionarios provinciales que coordinen los preparativos necesarios para manejar los diversos problemas que enfrentan las personas en las áreas damnificadas por las lluvias torrenciales ocurridas en los últimos días.

El mandatario convocó para el próximo miércoles una reunión con su gabinete de ministros para evaluar el alcance de los daños en la infraestructura, las tierras de cultivo y las propiedades de particulares en la provincia septentrional de Golestán, una de las más afectadas por deslaves y desbordes de ríos.

Diferentes ciudades de las provincias norteñas de Mazandarán y Golestán comenzaron el año nuevo persa, con el Noruz (21 de marzo), con muy malas condiciones climáticas. Al menos cinco personas perdieron la vida a causa del derrumbamiento de edificios y fuertes inundaciones.

Las devastadoras precipitaciones se han registrado también en la jornada de hoy lunes en varias otras provincias del país. La sureña provincia de Fars y su vecina del norte Lorestán han sido entre las más afectadas.

En Shiraz, capital de Fars, al menos 17 personas han muerto y otras 70 más han resultado heridas en inundaciones repentinas, según la Oficina de Servicios de Emergencias del país.

Un vehículo sumergido en la ciudad de Shiraz, en la sureña provincia iraní de Fars, afectada por fuertes lluvias, 25 de marzo de 2019.

 

En Lorestán, lluvias devastadoras han causado fuertes daños materiales a la infraestructura y derrumbado varias viviendas rurales. En Sarsangar, una aldea en la ciudad de Kuhdasht, una mujer perdió la vida tras quedar atrapada entre los escombros.

La riada e inundaciones han cortado también la electricidad en 170 pueblos en Lorestán.

La Organización Meteorológica de Irán ha encendido la alerta máxima por inundaciones inminentes a causa de fuertes lluvias en las provincias occidentales, sureñas y surorientales del país, incluidos Juzestán, Ilam, Kermanshah, Lorestán, Kohkiluye y Boyer-Ahmad, Chahar Mahal y Bajtiarí, Bushehr e Isfahán.

La provincia de Teherán también se mantiene en alerta por posibles desbordamientos de ríos y eventuales inundaciones. Asimismo, las malas condiciones meteorológicas han cancelado o pospuesto algunos de los vuelos en el aeropuerto Mehr Abad, en la capital.

ftm/ktg/alg

Comentarios