• Una base de las fuerzas de coalición liderada por EE.UU. y la milicia aliada de las FDS cerca de la localidad de Al-Susah, en Deir Ezzor. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 14 de julio de 2021 2:17

EE.UU. despliega sistemas antiaéreos en sus bases en el campo gasífero de Koniko y el petrolífero de Al-Omar, en el este de Siria, tras ataques a estos recintos.

Washington comenzó a desplegar equipos de defensa antiaérea en su base en el campo de Konico, días después de instalar un sistema similar en su sitio militar más grande en Siria, ubicado en el campo de Al-Omar, informó el martes la cadena libanesa de noticias Al-​Mayadeen.

Las fuentes, citadas por dicho medio, subrayaron que Washington ha emplazado en el territorio sirio más de 60 camiones, con armas y equipos para sistemas de defensa aérea, después de que se intensificaran los ataques a sus bases en Siria hace unas dos semanas. Las bases ilegales de EE.UU. en ambos campos situados al este de Deir Ezzor (este) fueron atacadas el sábado y el domingo con misiles y cohetes.

“El sistema de defensa aérea incluye misiles de hombro y otros equipos para hacer frente a drones, con el objetivo de contrarrestar nuevos ataques [...] existe un estado de confusión y ansiedad en las bases estadounidenses, por temor a que se repitan los ataques con misiles”, declararon las fuentes, tal como recogió Al-​Mayadeen.

 

Revelaron también que las fuerzas de la coalición, liderada por EE.UU., en el campo de Al-Omar han realizado varios ejercicios de evacuación de emergencia desde los edificios residenciales dentro del campo en caso de ataques.

Las bases de EE.UU. en Siria fueron sometidas a seis ataques con misiles en menos de dos semanas, lo que provocó una amplia alerta entre las fuerzas estadounidenses.

El martes, la base estadounidense situada en el yacimiento petrolero Al-Omar fue blanco de un bombardeo, informó la agencia de noticias estatal siria, SANA.

EE.UU. y sus aliados kurdo-árabes de las llamadas Fuerzas Democráticas de Siria (FDS) controlan cerca del 70 % de los pozos de petróleo de Siria. Washington afirma que su misión en este país árabe consiste en “combatir al grupo terrorista Daesh”, un argumento que Damasco desmiente y denuncia que el país norteamericano sigue presente en Siria para saquear su petróleo.

El Gobierno sirio, con el presidente Bashar al-Asad a la cabeza, ha denunciado, en reiteradas ocasiones, la presencia militar ilegal de EE.UU. en su territorio y asegurado que pronto su Ejército acabará con la ocupación estadounidense.

tmv/ncl/tqi