• Menores sirios presentan síntomas de asfixia por un presunto ataque químico en Duma, 8 de abril de 2018. (Foto: AP)
Publicada: domingo, 24 de noviembre de 2019 17:27
Actualizada: domingo, 24 de noviembre de 2019 18:09

El portal WikiLeaks anuncia que una carta interna de la OPAQ revela la distorsión de los resultados en su informe sobre el supuesto ataque químico en Siria.

WikiLeaks publicó el sábado una misiva interna de un miembro de una comisión de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) que investigaba el presunto ataque químico con gas cloro acaecido en abril de 2018 en Duma, en el suroeste de Siria, suceso que desencadenó una ofensiva de EE.UU. contra posiciones gubernamentales sirias.

En la carta —enviada el 22 de junio de 2018 a Robert Fairweather, jefe de la OPAQ, y su adjunto, Aamir Shouket—, el experto “expresó su preocupación” por el contenido de la versión redactada del informe sobre la pesquisa, publicada en marzo de 2019, y denunció que “tergiversa los hechos”.

“Muchos de los hechos y observaciones esbozados en la versión completa están confusamente interconectados y, omitiendo selectivamente algunos (eventos), se introdujo un sesgo involuntario en el reporte, socavando su credibilidad”, afirma el autor de la misiva, cuyo nombre no fue revelado.

LEER MÁS: Nuevo informe revela que ataque químico de Duma fue un montaje

Al mismo tiempo, hace hincapié en que algunos hechos “cruciales” que se pueden ver en la versión redactada “se transformaron en algo bastante diferente” en comparación con el texto original.

Muchos de los hechos y observaciones esbozados en la versión completa (del informe sobre el presunto ataque químico en la ciudad siria de Duma) están confusamente interconectados y, omitiendo selectivamente algunos (eventos), se introdujo un sesgo involuntario en el reporte, socavando su credibilidad”, afirma un miembro de una comisión de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ).

 

Por ejemplo, se refiere a la versión redactada del informe, conforme a la cual el gas probablemente procedió de unos cilindros. Sin embargo, subraya, en la versión original los especialistas destacaron que es solo una de las posibilidades y no hay suficientes evidencias para aseverarlo. “Esta es una de las mayores desviaciones del reporte original”, recalca.

También indica que el informe apostilla que el equipo de especialistas disponía de “evidencias suficientes” de que el “cloro u otro (componente) químico que contiene cloro” fue usado en la zona. No obstante, prosigue, hubo solo evidencias de que las muestras recolectadas en el terreno “entraron en contacto con uno o más químicos que contienen el átomo del cloro reactivo”, lo cual podría tratarse de diferentes sustancias, incluyendo el hipoclorito de sodio, “el ingrediente principal del blanqueador doméstico, basado en el cloro”.

“A propósito, señalar el gas de cloro como una de las posibilidades no es honrado”, recalca y, asimismo, hace alusión a los vídeos publicados poco después del presunto ataque en los que se veían los síntomas que presentaban las personas afectadas.

LEER MÁS: Rusia revela en un video cómo se filmó ataque químico en Duma

LEER MÁS: Los Cascos Blancos: Artistas del montaje en Siria

A este respecto, el autor llama la atención sobre el hecho de que hubo una “incoherencia” entre lo mostrado y los testimonios de los testigos, algo que ha tenido un impacto negativo en el reporte, agrega, para luego lamentar que, tras los cambios sufridos, el documento “ya no refleja el trabajo del equipo” y solicitar que sea publicada su versión completa.

ftn/anz/hnb

Comentarios