• Vehículos blindados estadounidenses desplegados en el norte de Siria, 31 de octubre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 11 de noviembre de 2019 9:10

El presidente de Siria rechaza la versión estadounidense del “asesinato” del líder del EIIL, Al-Bagdadi, e insiste en que estaba bajo la supervisión de EE.UU.

“Estuvo en sus cárceles bajo su supervisión, los estadounidenses fueron los que liberaron a [Abu Bakr] Al-Bagdadi, no podían liberarlo sin asignarle ningún papel, y de repente Al-Bagdadi se convirtió en el califa de los musulmanes del mundo, como él mismo se proclamó”, denunció el presidente de Siria, Bashar al-Asad, en una entrevista concedida a la agencia rusa de noticias Russia Today (RT) y que se emitió el sábado.

A finales de octubre, el presidente de EE.UU., Donald Trump, anunció la muerte de Al-Bagdadi, el líder de EIIL (Daesh, en árabe), en la provincia siria de Idlib (noroeste). En un discurso televisado, el mandatario estadounidense informó de que el líder de la agrupación terrorista murió al detonar el chaleco explosivo que llevaba puesto. La versión también fue rechazada por varios funcionarios estadounidenses.

Tras reiterar que Damasco no se cree la versión de su muerte, el mandatario sirio aseguró que tal vez lo matasen, pero la historia no es como han dicho.

“La historia es que se trata de una maniobra de encubrimiento de los estadounidenses, que, durante los últimos años, mejor décadas, han confabulado con los terroristas”, añadió Al-Asad.

A juicio del mandatario sirio, Washington busca borrar de la memoria de la opinión pública que él estaba relacionado directamente con esos terroristas, especialmente con los terroristas de Daesh, Al-Qaeda y Frente Al-Nusra (autodenominado Frente Fath Al-Sham).

LEER MÁS: Informe: EEUU trafica 3 millones de armas a Daesh en Yemen y Siria

Estuvo en sus cárceles bajo su supervisión, los estadounidenses fueron los que liberaron a [Abu Bakr] Al-Bagdadi, no podían liberarlo sin asignarle ningún papel, y de repente Al-Bagdadi se convirtió en el califa de los musulmanes del mundo, como él mismo se proclamó”, dice el presidente de Siria, Bashar al-Asad.

 

Tras recordar que cuando arrestaron al dictador iraquí Sadam Husein, mostraron su ejecución y cuando asesinaron a sus hijos mostraron sus cadáveres, Al-Asad dijo que mismo pasó con el exdictador libio Muamar Gadafi.

“¿Por qué no nos mostraron el cadáver del fundador del grupo terrorista Al-Qaeda, Osama bin Laden? ¿Por qué no nos mostraron el cadáver de Al-Bagdadi? Toda esta operación tan sofisticada es tan solo una falsa historia sobre la lucha contra los terroristas”, cuestionó.

La versión estadounidense de la muerte de Al-Bagdadi ha generado gran controversia entre las autoridades de otros países. El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, dijo que el líder terrorista es —o si ya está muerto, era— una creación de Estados Unidos.

Varios analistas consideran que Trump se ha valido de la muerte de Al-Bagdadi para intentar reducir su impopularidad y recabar más votos en su campaña electoral, y, además, para desviar la atención pública del impeachment (juicio político), impulsado por los demócratas en su contra.

alg/ftn/nii/

Comentarios