• El representante permanente sirio ante las Naciones Unidas, Bashar al-Yafari, en una sesión del CSNU.
Publicada: viernes, 24 de mayo de 2019 1:56
Actualizada: viernes, 24 de mayo de 2019 2:19

Siria asegura que seguirá cooperando con sus aliados para cumplir con su responsabilidad de proteger a los civiles ante la violencia de los terroristas.

El representante permanente sirio ante las Naciones Unidas, Bashar al-Yafari, ha criticado este jueves un informe titulado “Protección a los civiles en los conflictos armados” emitido por el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, que consideraba “conflicto armado” la lucha del Gobierno sirio contra los grupos terroristas como Al-Qaeda, EIIL (Daesh, en árabe) y el Frente Al-Nusra (ahora Frente Fath Al-Sham).

En una sesión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU), Al-Yafari ha explicado que proteger a los civiles es principalmente una responsabilidad que asumen los gobiernos, y en el caso de Siria, ha agregado, el Gobierno de Damasco y las “instituciones soberanas” son responsables de preservar la estabilidad y la paz en el país a través de la lucha contra el terrorismo.

Luego de denunciar que “el pueblo sirio ha sufrido durante más de ocho años una guerra terrorista”, apoyada y financiada por ciertos países extranjeros, el diplomático sirio ha destacado que Damasco seguirá haciendo frente contra las bandas takfiríes con el apoyo de sus socios.

Siria, en cooperación con el gobierno ruso y otros amigos, ha sido capaz de adoptar medidas que contribuyeron a evitar el derramamiento de la sangre de los civiles y protegerlos, restablecer la seguridad, así como completar los procesos de reconciliación que resultaron en que miles de militantes depongan sus armas”, dice el representante permanente sirio ante las Naciones Unidas, Bashar al-Yafari.

 

“Siria, en cooperación con el Gobierno ruso y otros amigos, ha sido capaz de adoptar medidas que contribuyeron a evitar el derramamiento de la sangre de los civiles y protegerlos, restablecer la seguridad, así como completar los procesos de reconciliación que resultaron en que miles de militantes depongan sus armas”, ha destacado Al-Yafari.

En este mismo contexto, ha señalado que en los últimos años, miles de civiles regresaron a sus hogares después de que las fuerzas sirias consiguieran establecer la seguridad y estabilidad en las regiones anteriormente capturadas por los terroristas.

Desde el año 2011, Siria ha estado involucrada en una lucha contra los grupos terroristas y extremistas patrocinados por países extranjeros. Transcurridos casi ocho años del conflicto y alcanzando destacadas victorias ante los terroristas, Damasco se ha centrado ahora en recuperar las infraestructuras destruidas en la guerra y en crear las condiciones adecuadas para el regreso total de los refugiados.

Damasco, además, ha agradecido en varias ocasiones a sus aliados, en especial Irán y Rusia, por su apoyo en la lucha antiterrorista y ha exigido el fin de la presencia militar de Estados Unidos en suelo sirio.

fdd/rha/tqi/mkh

Comentarios