• Refugiados sirios en el campo de Al-Rukban, controlado por fuerzas afines a EE.UU.
Publicada: lunes, 18 de marzo de 2019 1:04

Siria y Rusia denuncian que bandas apoyadas por Estados Unidos chantajean a los desplazados sirios atrapados en el campamento de Al-Rukban.

En un comunicado emitido el domingo, los centros de coordinación ruso y sirio, que supervisan el regreso de los sirios desplazados, indicaron que los residentes del campo de Al-Rukban están siendo sometidos a una nueva forma de chantaje por parte de grupos armados afines a Washington que radican en la región de Al-Tanf, cerca de la frontera entre Siria, Jordania e Irak.

La nota subraya que, desde mayo de 2018, cada uno de los más de 800 sirios desplazados fue obligado a pagar una suma de 300 dólares estadounidenses a los milicianos para que le permitan abandonar el lugar. Según el texto, los ancianos, las mujeres, los discapacitados o los niños no lograron salir del campo por no poder pagar el paso.

“Los sirios que han abandonado el campamento tienen miedo de divulgar esta información públicamente, pues temen causar algún daño a quienes permanecen allí, especialmente a sus familiares”, denuncia el comunicado, recogido por la agencia oficial siria SANA.

El campo de Al-Rukban está ubicado en una zona desértica de Siria controlada por tropas estadounidenses en la frontera jordana y a pocos kilómetros de la demarcación iraquí.

Los sirios que han abandonado el campamento (de Al-Rukban) tienen miedo de divulgar esta información públicamente y temen causar algún daño a quienes permanecieron allí, especialmente a sus familiares”, denuncia un comunicado emitido por centros de cordinación ruso y sirio.

 

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) señala que los residentes de Al-Rukban viven en condiciones inhumanas en el campamento, que alberga a unas 41 000 personas.

Rusia y Siria han pedido una y otra vez el cierre de dicho campamento para de esta forma poner fin al sufrimiento de las personas desplazadas por el conflicto. Además, acusan a Washington de frustrar las operaciones humanitarias.

El presidente sirio, Bashar al-Asad, fomenta el retorno de los desplazados sirios a sus hogares en Siria, mientras, el 95 % de los residentes del campamento de Al-Rukban quiere abandonarlo, la gran mayoría para regresar a sus lugares de residencia permanente.

mjs/ncl/fdd/mkh

Comentarios