• Refugiados del campo sirio de Rukban hacen cola ante una clínica médica en la frontera sirio-jordana, 1 de marzo de 2017. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 16 de marzo de 2019 16:52
Actualizada: sábado, 16 de marzo de 2019 19:30

Rusia y Siria denuncian la indiferencia de EE.UU. ante las “condiciones catastróficas” en las que viven los refugiados del “campo de muerte” de Rukban.

En un comunicado conjunto, los centros de coordinación de Rusia y Siria señalan que la situación en el campo de Rukban —ubicado en el sureste de la provincia siria de Homs, en la frontera con Jordania— sigue empeorando día a día y lamentan la muerte, hace dos días, de dos niños en dicho campamento por “malnutrición, malas condiciones sanitarias e infecciones”.

“La razón de ello es la posición absolutamente destructiva de EE.UU. y su indiferencia ante las vidas de los pequeños e inocentes residentes de este campo de muerte”, denuncia la nota.

Añade que, de acuerdo con la representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Siria, Elizabeth Hoff, dicho campamento, ubicado en una zona controlada por EEUU. cerca de su base militar en Al-Tanf, no cuenta con ningún médico y por tanto las infecciones y enfermedades se propagan sin control.

Los “grupos armados radicales controlados por EE.UU.” detienen “a la fuerza a los ciudadanos sirios que quieren abandonar” el campo que alberga en estos momentos a unos 45 000 desplazados del país árabe, denuncia.

La razón de ello es la posición absolutamente destructiva de EE.UU. y su indiferencia ante las vidas de los pequeños e inocentes residentes de este campo de muerte”, destacan en un comunicado conjunto los centros de coordinación de Rusia y Siria, aludiendo a la reciente muerte de dos niños sirios en el campo de refugiados de Rukban.

 

Insisten en que el Gobierno sirio ya ha creado las condiciones necesarias para acoger a los refugiados de Rukban, pero Washington continúa impidiendo el paso de los convoyes humanitarios de Damasco a la zona de Al-Tanaf, donde se ubica el campo, que garantizarían una evacuación segura de los refugiados.

Los centros de coordinación de Rusia y Siria ya advirtieron la semana pasada que EE.UU. está dando una pequeña muestra de su “mentalidad colonial” al bloquear la salida de refugiados de la zona. Alertaron del mismo modo que la mayor parte de los muertos que se producen a diario en Rukban son niños menores de dos años.

Las autoridades de Damasco tienen algo que decir al respecto: acusan al Ejército norteamericano de respaldar a los grupos terroristas en la zona para prolongar la guerra en Siria. Para Moscú, Washington busca “crear un cuasi-Estado en la orilla este del Éufrates” e impedir que “esos territorios vuelvan a estar bajo el control de las legítimas autoridades” del país árabe.

mtk/rba/nii/

Comentarios