• Soldados sirios en un vehículo con la foto del presidente Bashar al-Asad y policías militares rusos en el paso de Nasib en Daraa, 7 de julio de 2018.
Publicada: martes, 10 de julio de 2018 8:11

El Ejército de Siria, tras la liberación de Daraa, se dirigirá hacia las posiciones ocupadas por Israel en los altos del Golán, algo que inquieta al régimen.

Las fuerzas sirias avanzaron el lunes y liberaron amplias zonas en el oeste de Daraa (suroeste de Siria), donde las unidades del Ejército sirio se han desplegado a lo largo de la frontera con Jordania tras retomar el control de la carretera Damasco-Amán. Con estos avances, han logrado recuperar el 72,4 % de la provincia de Daraa de manos de los terroristas.

En los medios locales circulan vídeos e imágenes de la llegada de los militares sirios a las zonas liberadas, y la bienvenida de los residentes de estas localidades, además vehículos del Ejército patrullando la zona fronteriza recién despejada de terroristas.

Sin embargo, a medida que los militares avanzan en los territorios del sur de Siria y las milicias ‘rebeldes’ se rinden y entregan sus armas al Ejército, los medios israelíes reflejan más la preocupación del régimen sobre la que se estima que sea la próxima parada del Ejército sirio; las inmediaciones de los altos del Golán.

Las fuerzas sirias e israelíes están separadas en Golán desde el acuerdo de alto el fuego que siguió a la guerra de 1973. Israel ha amenazado con atacar el Ejército sirio si este entra en la zona de separación desmilitarizada en Golán, bajo vigilancia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

 

Un artículo del diario israelí Haaretz indicó el lunes que “Israel se está preparando para la siguiente etapa, en la que las fuerzas de (el presidente Bashar Al-) Asad se desplegarán en posiciones que ocupaban antes de la guerra”.

Señala lo complicado de la tarea del Ejército sirio para expulsar de la zona las milicias armadas: Mientras Israel insiste en que las fuerzas sirias no crucen hacia la parte del Golán que ocupa, Siria no podrá desalojar a los grupos armados allí presentes sin hacer precisamente eso.

Las operaciones antiterroristas del Ejército sirio en las regiones sureñas del país preocupan tremendamente al régimen de Tel Aviv, a EE.UU. y a Jordania, este último comparte frontera con la provincia siria de Daraa.

Israel, además, teme que, si las fuerzas sirias recuperan el sur de su país, podrían avanzar hasta la frontera con los territorios palestinos ocupados. En esa región, el régimen israelí mantiene ocupada desde 1967 una gran parte de los altos del Golán sirios.

snr/rha/mkh

Commentarios